Categorías

El PP defiende un nuevo trazado para la A-40 por la Sierra de Albarracín

Los ‘populares’ han elaborado tres alternativas al proyecto rechazadoEl Partido Popular de Teruel y Cuenca plantea que la co­nexión por autovía entre es­tas dos capitales se haga por la Sierra de Albarracín y la Serranía conquense, a través de un trazado de 139,4 kiló­metros entre Zafrilla y Alba­rracín que aprovecharía los tramos I y 11 del proyecto re­chazado para la A-40. Tras la licitación, el pasa­do 21 de mayo de un nuevo estudio informativo para la A-40 por parte del Ministe­rio de Fomento, los respon­sables del PP han consultado con expertos para plantear tres posibles alternativas pa­ra esta autovía “viables téc­nica y medioambientalmente-te”, según explicó ayer el di­putado turolense Santiago Lanzuela que dijo que harán llegar estas propuestas a Fo­mento y al equipo redactor del nuevo estudio informati­vo.

.. .Lanzuela, acompañado por la presidenta del PP en Teruel, Carmen Pobo, y los parlamentarios conquenses María Jesús Bonilla, Marina Moya y José Madero, pre­sentó ayer en Teruel y en Cuenca las alternativas del PP para esta infraestructura.

“Aunque los tres trazados podrían ejecutarse, los popu­lares se decantan por el de Zafrilla-Albarracín como el más idóneo porque, además de minimizar el impacto me­dioambiental, abre una zona de alto valor ambiental, tu­rístico, etnográfico y cultural al resto del Estado, ya que acercaría la Comarca Sierra de Albarracín y la Serranía de Cuenca en tiempo de via­je-

“Este trazado daría un gi­ro a la Sierra de Albarracín, sería un espaldarazo para es-la Sierra y la de Cuenca so­bre todo desde el punto de vista turístico”, argumentó Lanzuela en defensa de esta propuesta. Además, señaló que este itinerario permitiría aprovechar buena parte del proyecto primitivo en tramos que no daban problemas de impacto ambiental y que “los trabajos se podrían empezar de inmediato, si hubiera vo­luntad política”.

En cuanto a las dificulta­des técnicas, la principal es salvar la orografía y la alti­tud, con una cota de 1.340 metros. Sin embargo, el di­putado popular recordó que hay múltiples ejemplos en carreteras españolas en las que se superan estas altitu­des, por ejemplo, la A-l en Somosierra a 1.440 metros, la N-lll con el nuevo túnel de Piqueras a cota 1.474 o la AP-ó que atraviesa Guada­rrama a 1.511, entre otros.

Otra de las propuestas di­señadas por el PP es la deno­minada por Algarra-N-330, que es la más similar a la que propusieron los gobiernos autonómicos de Aragón, Castilla-La Mancha y Comu­nidad Valenciana cuando se conoció el rechazo al estudio del proyecto de la A-40.

En este caso pasaría por las tres comunidades, aun­que no se adentraría tanto en la zona de Santa Cruz de Moya como en aquél plante­amiento, lo que reduciría afecciones medioambienta­les. También se aprovecharí­an varios tramos del trazado original.

Finalmente, se contempla también una tercera posibili­dad por Valdemoro-Sierra, aunque Lanzuela reconoció que ésta es la más compleja técnicamente.

El parlamentario del PP señaló que la elaboración de estas propuestas es una prue­ba de que este partido no só­lo hace “una crítica contun­dente” a la actitud del Go­bierno de José Luis Rodrí­guez Zapatero con esta in­fraestructura sino que el PP plantea alternativas “para avanzar”.

La diputada por Cuenca María Jesús Bonilla insistió en la necesidad de la cons­trucción de esta autovía que calificó como “fundamental para el desarrollo de Cuenca y Teruel” y aseguró que, mientras desde el Partido Popular se siguen dando pa­sos para impulsar esta vía, “la voluntad política de Ro­dríguez Zapatero es paralizarla”. Bonilla argumentó que la crisis no puede servir de excusa para retrasar esta infraestructura porque “no es un compromiso que sale ahora si no una deuda que tiene el Gobierno con Teruel y Cuenca”.

I.M./Teruel

Los comentarios están cerrados.