Categorías

Más de la mitad de los jueces de la provincia secundaron la huelga

La acción de protesta quiso ser simbólica y no repercutió en los serviciosMás de la mitad de los jueces de la provincia de Teruel se­cundaron ayer la huelga con­vocada en todo el Estado por la Asociación Profesional de la Magistratura, aunque pasó prácticamente inadvertida para los ciudadanos porque no afectó a los servicios judi­ciales ni hubo concentracio­nes como sucedió en febrero pasado. Los magistrados turolenses que secundaron la movilización aseguraron que había sido un gesto simbóli­co para denunciar la situa­ción en la que se encuentra la Justicia española.

Seis jueces y magistrados respaldaron las movilizacio­nes en los diferentes juzga­dos de la provincia, aunque el Tribunal Superior de Justi­cia de Aragón (TSJA) redujo el seguimiento de la protesta a sólo 4.

‘La cifra facilitada por los propios jueces supone un apoyo a la movilización de más de la mitad de los magistrados que ejercen en la provincia, ya que aunque en total solo 12 contando las de pendencias de Teruel, Calamocha y Alcañiz, uno de ellos está de baja y otro de vacaciones.

En la Audiencia Provin­cial respaldaron la protesta 2 magistrados, mientras que en los diferentes juzgados lo hicieron otros 4. Él seguimien­to se concentró en la capital turolense y en Calamocha, ya que en Alcañiz no se respal­dó la protesta.

A pesar de estar en huel­ga, los ciudadanos no llega­ron a notar nada porque se­gún fuentes de la magistratu­ra tampoco se llegaron a ver afectadas ni celebraciones de vistas ni otros asuntos de ur­gencia. En Calamocha, donde hay un juez único que sí fue a la huelga, se atendieron  igualmente las actuaciones de carácter urgente.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón informó en cambio de que en Teruel dos órganos judiciales comunica­ron la suspensión de vistas, y que de los cinco señalamien­tos: fijados para el día de ayer se suspendieron 3 juicios.

En toda la Comunidad Autónoma de Aragón el se­guimiento fue del 34,59%, según la Asociación Profe­sional de la Magistratura, al haber respaldado la huelga 46 jueces y magistrados. Un número que el TSJA cifró en sólo 33.

En Teruel no hubo con­centraciones ni lecturas de manifiestos como sucedió en febrero, aunque los jueces sí mantuvieron entre ellos una reunión a mediodía, tanto los que secundaban la moviliza­ción como los que no.

El presidente de la Au­diencia Provincial, Fermín Hernández, explicó que “to­dos estamos de acuerdo en que la respuesta que ha dado el ministerio es insuficien­te”, y que el plan propuesto “no va a servir para sacar a la Administración de Justicia de la situación en la que se encuentra”.

Sin afectar al servicio

Hernández aseguró que “el perjuicio para el servicio pú­blico ha sido nulo, porque lo que estamos buscando es lla­mar la atención sobre el pro­blema”. Precisó en este sen­tido que “lo llamamos huel­ga pero se podría llamar de cualquier otra manera”, por­que “el ciudadano no se ha enterado de que estábamos en huelga”.

El magistrado de la Au­diencia añadió que el objeti­vo de la movilización era que “de una vez por todas, quienes tienen la responsabi­lidad, y no sólo el Gobierno porque esto necesita un pac­to de Estado, saquen a la Administración de Justicia de la situación en que se encuen­tra”.

En el conjunto del Estado, más de un 23 por ciento de los jueces y magistrados se­cundaron la huelga, según los datos del Consejo Gene­ral del Poder Judicial (CGPJ), que los convocantes elevaron a entre un 34 y un 36,5 por ciento.

REDACCIÓN /Teruel

Los comentarios están cerrados.