Categorías

El 42% de denuncias por violencia de género son de inmigrantes

Un curso en la Subdelegación aborda la atención a mujeres extranjerasEl 42% de las denuncias por violencia de género presenta­das en lo que va de año en la provincia de Teruel corres­ponde a mujeres inmigrantes. Para mejorar la atención a es­te colectivo, la Subdelega­ción del Gobierno acoge des­de ayer un curso centrado en la violencia de género en los contextos migratorios.

La subdelegada del Go­bierno en Teruel, María Vic­toria Álvarez, aseguró ayer durante la inauguración del curso que la atención a las mujeres inmigrantes víctimas de la violencia de género es una de las líneas prioritarias de la Administración cen­tral.

Más de 60 personas parti­cipan en esta iniciativa formativa, de 15 horas de dura­ción, que se prolongará hasta el próximo 28 de octubre, y que incluye también prácti­cas en la atención a este co­lectivo.

Álvarez explicó que en las jornadas se abordará tanto lo que tienen de especial estas mujeres inmigrantes, como el trato especial que también la ley les dispensa cuando se convierten en víctimas de la violencia de género.

En este sentido, la subde­legada del Gobierno recordó que muchas de estas personas “vienen de países donde pegar se ve como normal”, y que al llegar, a España y ha­cer respetar sus derechos “lo primero a lo que tienen que hacer frente es a su propia cultura”.

A su condición de mujeres maltratadas se suma la de ser inmigrantes, algo que no les ayuda a afrontar el problema. La jefa de la unidad de vio­lencia sobre la mujer de Te­ruel, Ana López Hernández, manifestó que “se dice que una mujer de origen extranje­ro tiene el doble de posibili­dades de ser víctima de la violencia”.

Ana Cris López Latorre  de la Fundación Adunare y ponente de la primera sesión del curso, aseguró que las inmigrantes encuentran dificul­tades para “hacer visible su situación” cuando son vícti­mas de malos tratos.

“Estamos viendo que no cuentan con un apoyo o co­bertura, y eso hace difícil que salgan de esa situación”, señaló López Latorre, por lo que los profesionales que atienden estos casos “deben generar empatías, conocer su cultura para poder ayudar a las mujeres”.

Ese es el objetivo del curso, orientar a los profesiona­les que atienden a estas mu­jeres desde las distintas Administraciones públicas en competencias de interculturalidad.

La orientación se ha centrado sobre todo en las muje­res de origen magrebí y lati­noamericano, al encontrarse entre las más afectadas por la violencia de género en la provincia. A su especificidad y los factores culturales que intervienen se dedicarán las dos próximas jornadas del curso, mientras que el último día se abordará la situación legal de las mujeres extranje­ras que son víctimas de la violencia de género.

Aunque la actividad es abierta, el curso está dirigido sobre todo a los profesionales de las distintas Administraciones que trabajan en aten­ción a la violencia de género.

El mismo número que hace un año

El número de denuncias por violencia de género presentadas en la provin­cia en lo que va de año as­ciende ya a 97, una cifra que es similar a la que se llevaba hace un año por estas mismas fechas, se­gún informó ayer la unidad de violencia sobre la mujer de la Subdelega­ción del Gobierno. De esa cifra, 56 fueron presentadas por españo­las, lo que supone un 58% del total, mientras que 41 lo hicieron mujeres inmi­grantes, un42%. Por otra parte, hasta el 18 de octu­bre, 88 mujeres contaban con orden de protección en la provincia. El curso que comenzó ayer en la Subdelegación se enmarca en el plan de ‘ atención y prevención de la violencia de género pa­ra mitigar esta lacra so­cial. En noviembre se ce­lebrará otro curso sobre su prevención y repercusión en los menores.

F.J.M./ TERUEL

Los comentarios están cerrados.