Categorías

Normalidad en la apertura del Óvalo con dos sentidos de circulación

Pocos vehículos utilizaron el nuevo carril en el primer día de funcionamiento, con control de la Policía Local para evitar el aparcamientoEl Ayuntamiento permite por ahora el giro de San Francisco a calle Nueva y prohíbe el de carretera de San Julián hacia los viaductos

Teruel La primera jornada de aper­tura del Óvalo con doble sen­tido- de circulación transcu­rrió con normalidad. Pocos vehículos utilizaron el nuevo carril que permite acceder a la zona de los viaductos, mientras la Policía Local au­mentó la vigilancia para evi­tar Ta parada y el estaciona­miento de vehículos, prohibi­dos en todo el paseo.

En contra de lo anunciado inicialmente, el Ayuntamien­to de Teruel optó por permitir el acceso desde el carril de subida de la calle San Fran­cisco, hacia la calle Nueva, tapando la señal de prohibi­ción de giro a la izquierda que se había instalado.

El concejal de Tráfico, Luis Muñoz (PAR), señaló que este recorrido se autoriza­rá hasta que se remodelen las calles Amargura y Joaquín Arnau, porque se ha conside­rado que no es conveniente realizar por General Pizarro la entrada y salida al parquin de San Juan mientras no se haya acometido esa obra.

Sí sé ha prohibido el giro a la izquierda desde la curva de la Glorieta hacia la carre­tera de San Julián. Desde es­ta última calle sólo se puede circular hacia el Óvalo en sentido a la calle San Fran­cisco, ya que también se ha prohibido el giro a la derecha para subir por la curva de la Glorieta debido a la falta de visibilidad. La salida desde la carretera de San Julián está regulada por una señal de stop, sobre Ta que se ha colo­cado un espejo para que los conductores puedan ver los vehículos que bajan desde los viaductos.

Luis Muñoz señaló que la nueva ordenación del Óvalo “no ha tenido repercusión so­bre el tráfico en la ciudad” durante esta primera jornada, salvo una cierta aminoración de la circulación en el trayec­to calle Nueva-Joaquín Ar­nau. “Los turolenses todavía no somos muy conscientes de la apertura del segundo carril y la inercia hace que no se use mucho el sentido ha­cia la Glorieta”, apuntó.

Sin incidencias

El concejal señaló que la Po­licía Local estuvo “especial­mente atenta” para evitar problemas y se felicitó de que no hubiera ninguna inci­dencia. “Esperamos que con­tinúe así y que el Óvalo deje de ser noticia”, indicó.

Con esta reordenación, el paseo pierde espacio peato­nal y recobra el doble sentido de circulación que tuvo hasta que, hace seis años, se inauguró la remodelación diseña­da por el arquitecto británico David Chipperfield y el gabi­nete b720. El Gobierno de Aragón invirtió en esa obra, que recibió diversos premios, un total de 8,2 millones de euros, con la colaboración de Ibercaja.

En la actual reforma se han gastado 442.533 euros, procedentes del Fondo Esta­tal de Inversión Local para el Empleo del Gobierno cen­tral, que se completaron con una aportación de 50.000 eu­ros de la Vicepresidencia del Gobierno de Aragón para modificaciones de última ho­ra.

Además de habilitar espa­cio para el doble carril redu­ciendo aceras, se han cam­biado los adoquines que esta­ban deteriorados por piedra basáltica más resistente.

F.VA RON /

Los comentarios están cerrados.