Categorías

La nomenclatura de calles se regula en una nueva ordenanza

El Ayuntamiento de Teruel ha aprobado inicialmente una nueva ordenanza sobre deno­minación y rotulación de vías públicas y numeración de edificios, con el objetivo de adecuar el procedimiento al a normativa estatal en la mate­ria.El texto fue acordado en el último pleno municipal y será sometido a información pú­blica durante un mes para su aprobación definitiva.

El concejal de Servicios Generales, Luis Muñoz (PAR), señaló que’ el objetivo es “establecer un procedi­miento reglado” sobre la no­menclatura de vías públicas y la numeración, de los inmue­bles, a raíz de los problemas surgidos en algunas zonas. Es ‘ el caso de la urbanización La Florida, donde ha sido nece­sario renumerar los edificios con las molestias que ello acarrea a los vecinos, y de otros puntos de la ciudad.

“Se han dado incluso ca­sos en que los promotores, con la prisa de escriturar, co­locan los números a los edifi­cios sin preguntar al Ayunta­miento”, afirmó el edil.

La ordenanza señala que la competencia para designar los nombres de las vías públi­cas, su rotulación y la nume­ración de los inmuebles co­rresponde “exclusivamente” al consistorio. Sólo las deno­minaciones y números de po­licía asignados por el Ayunta­miento tendrán validez legal.

En la licencia

Los promotores de obras en una calle sin nombre aproba­do tendrán que solicitar la de­nominación al servicio muni­cipal de Estadística, así como el número del edificio, aun­que le correspondiera el mis­mo que ya tuviera la finca. Estas circunstancias deberán constar en el otorgamiento de licencia.

La aprobación de la nume­ración de edificios correspon­derá a la Alcaldía, mientras que la denominación de vías públicas competerá a la Junta de Gobierno Local, salvo en los casos en que “el renom­bramiento sea para la sustitu­ción de nombres franquistas o que atenten contra la Consti­tución u otras normas, caso en el que la competencia será del Ayuntamiento en pleno”.

La ordenanza señala tam­bién que la rotulación de ca­lles será uniforme y acorde con la existente en la zona circundante, con placas de ce­rámica típica de Teruel, con fondo blanco y letras en ver­de.

Para designar una vía pú­blica podrá elegirse cualquier nombre. Cuando se proponga un cambio, habrá que justifi­carlo debidamente y el Ayun­tamiento lo estudiará “con cuidado para causar el menor perjuicio posible” a los veci­nos afectados.

En cuanto a la denomina­ción de las calles, si se trata de nombres de personas por lo general se corresponderán con personas ya fallecidas, salvo “excepcionalmente y con circunstancias especia­les”.

Con carácter preferente responderán a criterios histó­ricos, con prioridad a nom­bres de hijos ilustres o signifi­cados de Teruel o personas de igual rango relacionadas con el municipio, o, a continua­ción, con Aragón, España, pa­íses de habla hispana y del resto del mundo.

En cuanto a la numeración de inmuebles, sólo se nume­rarán las entradas principales, con los pares en el lado dere­cho de la vía y los impares en el izquierdo. La numeración partirá desde el extremo más próximo a la plaza del Torico. Cuando haya duplicados, se añadirá una letra (A, B, C,…) al número común.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.