Categorías

Los nuevos trenes acortan entre 9 y 22 minutos los tiempos de viaje

Renfe incorpora a la línea Zaragoza-Teruel -Valencia cinco convoyes 599 y cuatro TRD 594 reformadosLos diez servicios se prestan desde hoy con material renovado capaz de alcanzar 160 kilómetros por hora

El número de plazas se amplía en un 16% y la edad media del parque móvil pasa de 14 a 4 años

Renfe prestará a partir de hoy los diez servicios del trayecto Zaragoza-Teruel-Valencia con nueve trenes renovados, cinco nuevos 599 y cuatro TRD 594 reformados, todos ellos capaces de alcanzar los 160 kilómetros por hora cuando las condiciones de la línea lo permitan. Con ello, se acortarán los tiempos de viaje entre 9 y 22 minutos.

Los obsoletos 596 -cono­cidos como tamagochi- reali­zaron ayer sus últimos reco­rridos. Los nuevos trenes tie­nen una capacidad mayor qué los anteriores, por lo que el número de plazas disponi­bles en la línea se verá incrementada en un 16%, al pasar de 1.368 a 1.594 diarias.

El material renovado fue presentado ayer en la esta­ción de Teruel por Manuel Simón, director de los servi­cios de Media Distancia de Renfe Operadora, y el direc­tor general de Transportes del Gobierno de Aragón, Si­món Casas (PSOE).

Manuel Simón destacó que, con la puesta en servicio de estos vehículos dentro del convenio entre el Gobierno de Aragón y Renfe, “mejora­rá la fiabilidad y la calidad del servicio” y la edad media del parque de trenes se redu­cirá de 14 a 4 años.

La sustitución de los vie­jos 592 y 596 por los nuevos trenes permitirá acortar los tiempos de viaje. En el tra­yecto Teruel-Zaragoza se re­ducirán entre 15 y 22 minu­tos, llegando uno de los ser­vicios a enlazar ambas ciuda­des en sólo 1 hora y 58 minu­tos. En la relación Teruel-Va­lencia, donde la línea presen­ta peores condiciones, el re­corte será de entre 9 y 15 mi­nutos. El más rápido de los servicios se cubrirá en 2 ho­ras y 19 minutos.

Servicios

El representante de Renfe se­ñaló que, con la nueva oferta, la línea ofrecerá cuatro servi­cios en cada sentido al día. De ellos, tres se prestarán con trenes 599: el servicio directo que sólo para en las capitales y dos más con para­das intermedias. El cuarto, que parará en todos los pue­blos, será prestado con-TRD 594.

“Los 599 son trenes com­pletamente nuevos que tie­nen 183 plazas, un 43% más que los anteriores. Espera­mos dar respuesta á la falta de plazas que se produce los viernes y los domingo por el desplazamiento de estudian­tes”, dijo Manuel Simón

Entre otras mejoras, los nuevos vehículos incorporan un servicio de información a bordo, con pantallas en los vagones que indican a los usuarios el lugar donde se encuentra el tren y cualquier otro dató que se desee trasla­dar a los viajeros en tiempo real desde un punto de con­trol central.

Uno de los tres vagones, el intermedio, incorpora pla­taforma baja para garantizar la accesibilidad de personas con movilidad reducida o en silla de ruedas, que también cuentan con una plaza reser­vada en el convoy.

Otra demanda a la que dan respuesta los 599 es la posibilidad de viajar con bi­cicletas, ya que dispone de un espacio específico con anclajes para su traslado.

Tanto estos trenes como los TRD 594 sometidos a re­novación técnica y estética incorporan, asimismo, una zona con máquinas de vending para que los usuarios puedan adquirir bebidas o comida durante el viaje.

Todos los servicios con destino a Zaragoza llegarán a la estación del Portillo tras parar previamente en Deli­cias, algo qué aportará co­modidad a los viajeros al de­jarlos en un punto más cén­trico de la capital aragonesa.

Ajuste de precios

La mejora del servicio con la incorporación de nuevo ma­terial irá acompañada de un incremento en los precios, que en los próximos meses se ajustarán a las tarifas que se aplican en el resto de las líneas operadas con estos tre­nes.

Manuel Simón dijo que esta subida “no será un pro­blema para los viajeros”, ya que para el recorrido com­pleto Zaragoza-Teruel-Va­lencia no alcanzará los 2 eu­ros por billete sencillo, mientras que en los trayectos par­ciales entre la capital turolense y Zaragoza o Valencia supondrá unos 80 céntimos por viaje.

“Esperamos que esta nue­va Oferta de buena calidad sea aceptada de buen grado por los viajeros y que el tren sea una alternativa real para Comunicar Teruel con Zara­goza y Valencia”, dijo el di­rector de los servicios de Media Distancia de Renfe, quien señaló que todavía no se dispone de datos sobre la aceptación que ha tenido el tren directo que se puso en marcha el pasado 14 de octu­bre.

Manuel Simón destacó que todos los convoyes de la línea son capaces de alcanzar los 160 kilómetros por hora, “la máxima velocidad entre los trenes que circulan por vía convencional”, de forma que, a medida que Adif vaya mejorando la infraestructura, “se podrán reducir más los tiempos de viaje”.

EVA RON/Teruel

Los comentarios están cerrados.