Categorías

Las Cortes piden la prolongación de la A-40 hasta Alcañiz y Fraga

Todos los grupos de la Cámara votaron a favor excepto IU, que se abstuvoEl pleno de las Cortes de Aragón aprobó ayer con el apoyo de todos los grupos, salvo la abstención de Iz­quierda Unida, una proposi­ción no de ley presentada por Chunta Aragonesista en la que se pide que el Gobierno aragonés solicite al Ministe­rio de Fomento la inclusión en el Plan Estratégico de In­fraestructuras del Transporte (PEIT) la prolongación de la proyectada autovía A-40 Ma­drid-Teruel hasta Alcañiz, Caspe y Fraga (A-2), con motivo de la próxima revi­sión quinquenal del citado plan.

El diputado del Chunta Aragonesista Bizén Fuster explicó que había que apro­vechar la revisión del PEIT 2005-2020, que entrará en vigor en 2010, para que se incluya en él esta infraestruc­tura “fundamental para la vertebración de la provincia de Teruel y de todo el Ara­gón oriental”, después de que ya se pidiera en 2005 por el Parlamento aragonés, pe­ro, finalmente, “no fuera po­sible” su inclusión.

Asimismo, añadió que es­ta proposición cuenta ahora con más apoyos, por ejem­plo, el otorgado por distintas entidades de Castilla-La Mancha y el de la Generalitat de Cataluña, a través de su director general de Coordi­nación Interdepartamental (PSC), que ha manifestado de manera oficial y por escri­to su postura favorable a in­cluir el tramo entre Teruel y Alcañiz en la próxima actua­lización del PEIT.

El diputado del Partido Socialista Ricardo Berdié su­brayó que su grupo ya se mostró de acuerdo con esta vía y reiteró su apoyo, mientras que la diputada del Parti­do Popular Carmen Pobo la­mentó que se vuelva a deba­tir sobre una infraestructura cuya inclusión en el PEIT ya se pidió en 2005 porque el Ministerio de Fomento “no creyó importante esta cone­xión para la provincia de Te­ruel”.

Esto refleja “el escaso pe­so” del presidente de Ara­gón, Marcelino Iglesias, en Madrid, a lo que suma el “ro­sario” de infraestructuras del PEIT de las que “a día de hoy sólo se han licitado estu­dios informativos” y la re­ducción en un 17 por ciento de las inversiones de los Pre­supuestos Generales del Es­tado en la provincia de Teruel, criticó Pobo.

El diputado del Partido Aragonés Miguel Ferrer in­dicó que la A-40 “goza” en estos momentos de “priori­dad” para el Gobierno cen­tral, vía que recogerá “no só­lo el tráfico de Madrid, sino también el sur de España” y apoyó su prolongación por­que “beneficiaría a la pro­vincia de Teruel y también a todo el tráfico que va hacia Cataluña”.

El diputado de Izquierda Unida Adolfo Barrena se mostró de acuerdo con la A-40, pero expresó sus “dudas” sobre su prolongación hasta Fraga ya que para su forma­ción “no es prioritario el co­che, es más importante el fe­rrocarril y otras mejoras” y el volumen de tráfico que hay en ese tramo “no justifi­caría” sino realizar una me­jora o ampliación de carriles.

AGENCIAS/Zaragoza

Los comentarios están cerrados.