Categorías

Ferrer reitera a los trabajadores Ayuntamiento de Limpieza que nadie irá a la calle

El alcalde reúne en asamblea a los empleados del servició para explicar el traspaso de la; recogida de basuras al Consorcio número 8Los representantes sindicales critican que se descarte convocar ocho plazas dé peones previstas en la oferta de empleo público

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), reiteró ayer an­te los trabajadores del servi­cio municipal de Limpieza que ninguno de los emplea­dos actualmente en activo perderá su puesto tras el tras­paso de la recogida de basu­ras al Consorcio de la agru­pación número 8, durante una asamblea convocada pa­ra explicar cómo afectarán estos planes a la plantilla.

Sin embargo, el responsa­ble municipal señaló que se descarta sacar a concurso las ocho plazas de peones pre­vistas en la oferta de empleo público del consistorio y que aún no habían sido cubiertas. Este planteamiento fue criti­cado por Gloria Sanz, dele­gada sindical del servicio de Limpieza por UGT, quien se­ñaló que a esos puestos que serán amortizados se suma­rán otros que “tienen fecha de caducidad” por prejubilaciones en éste y sucesivos ejercicios.

Ferrer confirmó que, de las 40 plazas de peones que tiene la plantilla, incluyendo las que están vacantes, “se dejarán 32″. En cuanto a los puestos de conductores, se mantendrán 12. Así, entre ambas categorías, sumarán 44 plazas, frente a una planti­lla teórica actual de 52 traba­jadores a la que hay que su­mar la técnico y el capataz.

Sobre la situación en que quedarán los interinos -unos 14, aunque más de la mitad de ellos tienen puesto fijo en otras categorías-, el alcalde manifestó que la voluntad del equipo de gobierno PAR-PSOE es ir cubriendo las pla­zas en propiedad mediante la  convocatoria de concurso-oposición. En otros casos, se optaría por la promoción in­terna.

El alcalde indicó que el ritmo de cobertura de plazas y otros detalles se pactarán a partir de ahora en la Mesa de Negociación integrada por miembros de la corporación y representantes sindicales. En el mismo contexto se abordarán otras cuestiones pendientes, como la merma salarial que sufrirán los em­pleados que recogían la basu­ra en horario nocturno al pa­sar al turno de día..

Ferrer valoró positivamen­te el desarrollo de la asam­blea, que a su juicio sirvió pa­ra aclarar a los trabajadores actuales que su futuro laboral está asegurado. “Hemos ga­rantizado que no se va a echar

a nadie de los que están traba­jando ahora. Si alguno quiere, se le dará opción de pasar a la empresa a la que el Consorcio encargue la gestión de la re­cogida de residuos. Será una decisión individual, porque cada uno tendrá que firmar una carta”, dijo.

Amortización de puestos

Mucho menos favorable fue la visión ofrecida por Gloria Sanz tras la asamblea. La de­legada sindical señaló que “las medias mentiras son ahora medias verdades”, ya que “hace un mes hablaban de que no se iba a recortar la plantilla y de momento ya re­conocen que ocho plazas de peones pendientes de cubrir no se van a convocar”.

La merma de empleo pú­blico no quedará a su juicio ahí, ya que “hay otras plazas que tienen fecha de caduci­dad por prejubilaciones y que se amortizarán cuando vayan cumpliéndose los plazos, aunque ahora no se quiera reconocer”.

La representante de UGT, por otro lado, criticó que, a pesar de que todos los trabaja­dores del servicio habían sido convocados a la asamblea, só­lo pudieron acudir los que es­taban libres de servicio cuan­do se celebró. “Han llamado a los que estaban de turno para que no asistieran”, criticó Gloria Sanz, quien opinó que de esta forma se privó de la información a estos emplea­dos.

El alcalde de Teruel, Mi­guel Ferrer (PAR), mantu­vo ayer una reunión con el presidente de la Agrupa­ción número 8, José Luis López (PSOE), para avan­zar en los detalles del tras­paso de la recogida de ba­suras al organismo supra-municipal.

En el encuentro, en el que participaron técnicos municipales, se acordó que el próximo paso será la elaboración por parte del Ayuntamiento de un ante­proyecto de explotación y un pliego de condiciones que aprobarán tanto el consistorio como el Con­sorcio. Sobre estas bases, el Consorcio sacará a con­curso la gestión del servi­cio para que sea asumido por una empresa privada, según indicó Ferrer, quien calculó en unos cinco o seis meses el plazo para llevar a efecto la licitación. “Al mismo tiempo, desa­rrollaremos las negocia­ciones con los representan­tes sindicales del Ayunta­miento para definir cómo quedará la plantilla tras es­tos cambios”, dijo el alcal­de.

Por su parte, José Luis López indicó que el con­sistorio dispone de los pri­meros borradores de plie­go y anteproyecto, pero “hay que estudiarlos más y mejorarlos para definir con todo detalle el sistema de recogida, su coste y formas de pago,-y los medios ma­teriales y, en su caso, de personal que aportaría el Ayuntamiento a la empre­sa que asuma la gestión’*.

López señaló que sólo una vez que se complete esta documentación el trá­mite pasará al Consorcio, que sacará a concurso la recogida de basuras en la ciudad como hizo en su momento con los servicios que gestiona para otras po­blaciones.EVA RON/Teruel

Los comentarios están cerrados.