Categorías

Un mapa mostrará los niveles de radiactividad en Aragón

La iniciativa permitirá detectar cualquier anomalíaAragón dispondrá, a partir del mes de octubre, de un mapa en el que se mostrarán los niveles radiactivos de las diferentes zonas de la Comunidad, lo que permitirá detectar cualquier tipo de anomalía y garantizar que no existe riesgo para el medio ambiente o la salud de los ciudadanos.
Los laboratorios han sido ubicados en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza y desde noviembre han empezado las mediciones por parte del grupo de trabajo, que ya ha recorrido 3.000 kilómetros por localidades como Albarracín, Biescas, Canfranc, Utrillas, Huesca, Grañén o Cariñena, entre otras.
Se trata de un equipo multidisciplinar formado por doce personas: químicos, físicos y matemáticos que tienen por delante otros 6.000 kilómetros para llegar a todos los puntos de la Comunidad, a sus 33 comarcas, y elaborar un mapa en el que quede reflejado el nivel de radiactividad existente en cada zona.

Peligros
El investigador responsable del proyecto, José Ángel Villar, ha explicado en una conferencia de prensa que “todo lo que nos rodea es radiactivo”, incluso “nosotros mismos”, y “aparentemente” no es peligroso “porque no nos ha pasado nada”, es decir, que la radiactividad forma parte del medio ambiente y hay que verla “con más naturalidad”.
El mapa estará listo en octubre y entonces se podrá decir que en Aragón hay puntos con más o menos radiactividad pero siempre con “cifras bajas”, ha comentado Villar, que está al frente del Grupo de Excelencia “Física nuclear y astropartículas”, al tiempo que ha reconocido que las zonas más altas, como Gúdar-Javalambre o Canfranc estación, son las que presentan niveles superiores.
A su juicio, también es importante que en caso de un incidente de carácter nuclear, incluso lejos de nuestras fronteras, se podrían efectuar mediciones de los niveles y compararlos con los niveles normales, para detectar así cualquier anomalía y garantizar que no existe riesgo para el medio ambiente o la salud de los ciudadanos. En el desarrollo del proyecto, que era “muy necesario”, según el investigador, colaboran profesores y alumnos de los diferentes centros escolares de Aragón, que se han involucrado “de una manera excelente” y tienen un nivel de interés “muy grande”

EFE / Zaragoza

Los comentarios están cerrados.