Categorías

El Gobierno de Aragón financiará en dos años el ascensor de San Julián

El Ayuntamiento aprueba el convenio con Política TerritorialLa comisión de Infraestructuras del Ayuntamiento de Teruel aprobó ayer por unanimidad el convenio que suscribirá el consistorio con el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón para la financiación del ascensor de San Julián, presupuestado en 1,5 millones de euros.
El texto, que será ratificado en el próximo pleno municipal y en el Consejo de Gobierno de Aragón para su posterior firma, prevé que el Ejecutivo autónomo costee íntegramente las obras en dos anualidades. En 2010 la aportación será de 1,2 millones, mientras que en 2011, cuando está previsto que la instalación entre en funcionamiento, la subvención ascenderá a 300.000 euros.
El convenio prevé la posibilidad de que el consistorio solicite a la DGA un anticipo del 70% del importe una vez iniciada las obras, de forma que el Ayuntamiento no tenga que adelantar dinero para abonar las certificaciones.
El acuerdo señala, asimismo, que el consistorio se encargará de licitar y adjudicar las obras.
En la comisión de Infraestructuras se acordó también encomendar a la sociedad municipal Urban Teruel SA la gestión del proyecto, siguiendo el modelo ya aplicado en la remodelación de la plaza Domingo Gascón, que está actualmente en ejecución y que también financia íntegramente el Departamento de Política Territorial.

Proyecto redactado
El proyecto de ejecución del ascensor, que ha redactado el arquitecto turolense Joaquín Andrés tras ganar el concurso de ideas convocado para elegir el diseño por las dos Administraciones implicadas, está siendo supervisado por técnicos municipales y de la sociedad municipal Urban.
El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), señaló en una reciente entrevista que su intención era licitar las obras en los primeros meses de este año.
La firma del convenio con el Departamento de Política Territorial permitirá iniciar los trámites de contratación, al garantizar la financiación, una vez que el proyecto sea aprobado por el consistorio y reciba el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, donde ya superó un trámite de consulta previa.
La construcción del ascensor figura entre las principales reivindicaciones de la Asociación de Vecinos de San Julián, que mostró su conformidad con el proyecto.
El diseño se inspira en las torres mudéjares de Teruel y se configura como una atalaya de 39,60 metros de altura y planta cuadrada que salvará el desnivel entre la confluencia de las calles Rosario y Jardinera y la explanada ante la estación de autobuses.

Torre
Estará recubierta de acero corten perforado y en su interior albergará dos ascensores de ocho plazas cada uno y una escalera. A 9,60 metros del suelo, tendrá salida a la ladera en la que los elevadores tendrán su primera parada y en su cima, una pasarela ligera de vidrio de casi 30 metros de longitud permitirá alcanzar la ronda Ambeles.
El proyecto se completa con la creación de dos plazas, de 300 metros cuadrados cada una, en el nivel superior e inferior. El nuevo espacio libre de la calle Rosario tendrá pavimento de piedra caliza blanca de Villalba, con una lámina de agua cubierta con vidrio en la zona de acceso a los ascensores.
En la explanada de la estación de autobuses se instalará una pérgola para dar sombra, pavimento de piedra y escaleras y rampas para conectar con la pasarela.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.