Categorías

El Colegio de Arquitectos desconfía de la oferta municipal de reestudiar el PGOU

No aprecia predisposición a revisar “criterios generales”. El Consistorio cita a los colectivos profesionales y vecinales que alegaron contra el planeamiento para recabar su colaboraciónEl alcalde de Teruel, Mi­guel Ferrer, intentó ayer desacti­var el rechazo social generado por la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobada inicialmente. Ferrer ofreció a los colectivos profesionales y vecinales que se han pro­nunciado en contra del nuevo pla­neamiento que trasladen los repa­ros que han plasmado en sus alegaciones en mesas de trabajo. El delegado del Colegio de Arquitec­tos en Teruel, José Antonio Virto, advirtió tras la reunión celebrada en el Consistorio con otras entidades sociales y representantes municipales, que solo colaborará en el debate si el Ayuntamiento revisa “premisas generales” del PGOU que, según este colectivo profesional, están equivocadas. A su juicio, ni en el equipo de go­bierno PAR-PSOE ni en el redac­tor de la revisión del planeamien­to, la empresa Idom, mostraron disposición a modificar cuestio­nes fundamentales.

Ferrer manifestó su voluntad de “consenso” social en la aproba­ción del nuevo planeamiento ur­banístico de la ciudad, que ha re­cibido un total de 748 alegaciones. El alcalde se mostró dispuesto a “revisar” los criterios urbanísticos que más rechazo han generado, como la prohibición de usar los sótanos para actividades comer­ciales, la reducción de las alturas máximas en determinados ba­rrios o la solución propuesta pa­ra la edificación ilegal. La oferta de debate social se desarrollará en una reunión que analizará los aspectos más generales del planea­miento seguida de cuatro mesas que analizarán temas concretos.

José Antonio Virto recordó que el Colegio no comparte la fórmu­la para regularizar las áreas de edificación ilegal, los criterios que dejan fuera de ordenación, los aprovechamientos del suelo y “la ausencia de un modelo global de ciudad”. Virto advirtió que, si la reunión que analizará estas cues­tiones generales no fructifica, “no tendría sentido” participar en las restantes reuniones.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Isi­doro Esteban, advirtió que “hay diferencias sustanciales entre los argumentos recogidos en las ale­gaciones y las previsiones del PGOU”.

Agria polémica por Vía Terma

El urbanismo fue también el asun­to más polémico del pleno muni­cipal celebrado por la mañana. El alcalde rechazó con firmeza la acusación formulada por el coor­dinador provincial de IU, José María Martínez, de que el Consis­torio ha dado trato de favor al pro­yecto Vía Terma, que pretendía desarrollar un complejo turístico y lúdico en 67 hectáreas de suelo no urbanizable. La operación, tra­mitada por el Ayuntamiento co­mo proyecto “de interés público”, tropezó con el rechazo de la Co­misión Provincial de Ordenación del Territorio.

Martínez, que intervino ante el pleno a título personal y acogién­dose al reglamento de participa­ción ciudadana, denunció que el Ayuntamiento ha actuado “al ser­vicio” de los promotores de Vía Terma. A su juicio, este proyecto recibió un “trato de favor” del Consistorio al tramitarlo con una celeridad que “no es habitual”. El dirigente de IU reclamó una “in­vestigación” de este episodio ante la convicción de que “unos ciu­dadanos son tratados mejor y más rápidamente que otros”.

Ferrer, que, muy molesto, retiró la palabra a Martínez, afirmó que el Ayuntamiento tiene la “obliga­ción” de propiciar iniciativas em­presariales que favorecen a la ciu­dad, pero recalcó que es un crite­rio que se aplica por igual a Vía Terma que a cualquier iniciativa empresarial equivalente. El alcal­de advirtió a Martínez de que efectuó “acusaciones muy gra­ves” y señaló que las trasladará a los servicios jurídicos del Ayunta­miento por si incurrieran en algu­na ilegalidad al apuntar una actua­ción irregular del Consistorio.

LUIS RAJADEL

Heraldo de Aragón

Los comentarios están cerrados.