Categorías

El consistorio insta a solventar las deficiencias en la estación de buses

Las inspecciones detectan “dejadez general” en el mantenimiento y carencias en calefacción, escaleras mecánicas y serviciosEl concesionario se defiende afirmando que ha introducido mejoras recientemente y que no recibe reclamaciones de los usuarios

El Ayuntamiento de Teruel ha realizado un requerimiento a la empresa concesionaria de la estación de autobuses -Aparcamientos Eloy SL- para que solucione las deficiencias detectadas en la terminal y realice un correcto mantenimiento de las instalaciones. En concreto, se le pide que disponga de una adecuada climatización de la zona de espera y la cafetería y que mejore la limpieza, la pintura del edificio o el funcionamiento de los grifos de los servicios, entre otras cuestiones.
El concesionario, por su parte, argumentó ayer que no ha recibido reclamaciones de los usuarios en los últimos dos años y que recientemente ha introducido mejoras en las instalaciones. Barrabino vinculó la apertura del expediente con una empresa de Teruel que pretende transmitir una imagen de mala gestión “por interés propio”.
Este asunto fue planteado el pasado lunes en una reunión de la comisión municipal de Contratación, en la que el concejal del PP José Miguel Hernando preguntó sobre las actuaciones desarrolladas para exigir la corrección de las deficiencias de la estación, detectadas a raíz de la elaboración de un informe que este grupo solicitó el pasado mes de septiembre y que se completó a mediados de enero, tras una serie de visitas de inspección realizadas por técnicos municipales.
La presidenta de la comisión y concejala de Transportes, Carmen Alonso (PAR), explicó que se trasladó el requerimiento a la empresa concesionaria, que tiene un plazo para subsanar las deficiencias o presentar alegaciones que aún no ha concluido.
“Si cuando acabe el plazo no se han resuelto las carencias, se estudiarán posibles sanciones u otras fórmulas previstas en el contrato de concesión administrativa y en la normativa”, dijo la edil.
Hernando criticó la “dejadez absoluta” que se observa en la estación, “un servicio público que utiliza mucha gente y un lugar de referencia por el que pasan personas que visitan la ciudad y a las que se está dando una pésima imagen pública”.
Por ello, instó al equipo de gobierno PAR-PSOE a “estudiar todas las deficiencias y hacer que se resuelvan”.
Las conclusiones de las inspecciones realizadas por los técnicos municipales indican que el sistema de climatización de la estación de autobuses no funciona de forma permanente, y que tanto en la cafetería como en la zona de espera se instalan estufas de gas, inadecuadas para locales cerrados.

Informe
El informe señala también que en los grifos de los servicios se ha colocado bridas para que salga menos agua, lo que hace que tengan que pulsarse continuamente para una adecuada utilización.
En cuanto a las escaleras mecánicas, en varias visitas se encontraron en funcionamiento y sólo en una estaban paradas, con un cartel que indicaba a los usuarios que utilizaran los ascensores.
Los técnicos consideran que en el edificio se observa una dejadez general de mantenimiento, que afecta a pintura o limpieza, así como iluminación insuficiente en las dársenas o un panel de información fuera del servicio desde hace años.
Este diario contactó ayer con el concesionario, que optó por responder por escrito al contenido del informe municipal. Barrabino señaló que en el libro de reclamaciones de la estación de autobuses no consta reclamación alguna de los usuarios en los años 2008, 2009 y lo que va de 2010.
Sobre el mantenimiento general, detalló los gastos del pasado mes de enero en suministro eléctrico (3.987 euros), mantenimiento de escaleras y ascensores (3.000 euros), gasóleo de calefacción (2.280 euros), limpieza (1.500) y agua y basuras del último trimestre (850 euros), partidas que suman 11.050 euros.
En cuanto al funcionamiento de las escaleras mecánicas, Barrabino señaló que está regulado conforme al horario de llegada y salida de autobuses. “El resto del tiempo se cubre el servicio con tres ascensores; por lo tanto, el viajero tiene un mecanismo operativo las 24 horas del día”, dijo.
Sobre la calefacción, aseguró que se regula “por el horario de más afluencia de viajeros”. La existencia de numerosas puertas en la sala de espera hace muy difícil, según el concesionario, “logras una temperatura lineal”, pero en la cafetería, al estar cerrada, se sitúa “sobre 18 grados”. Para conseguir la temperatura adecuada, se habían instalado unas “estufas de apoyo” que tras el requerimiento municipal se han eliminado.
También se han suprimido las bridas de los grifos de los servicios, un sistema que, según el concesionario, respondía a la campaña nacional sobre el uso racional de agua y también se aplica en la estación de autobuses de Zaragoza.

Mejoras
Barrabino destacó que recientemente ha introducido mejoras de servicio, como un teléfono de información al viajero durante las 24 horas, la página web www.estacionbus-Teruel.com con todos los horarios y noticias, un nuevo panel informativo y carteles horarios.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.