Categorías

Ferrer estudiará que las zonas de vivienda ilegal sean urbanizables

Rechaza un aumento general de edificabilidad en el PGOU.

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), aceptó ayer estudiar la propuesta de colegios profesionales, empresarios y vecinos de clasificar zonas de edificación irregular como las de la carretera de Castralvo o el Pinar de la Muela como suelo urbanizable (SUZ) en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que actualmente las contempla como suelo urbano no consolidado (SUNC) tipo Z.
Ferrer, sin embargo, rechazó la posibilidad de incrementar con carácter general la edificabilidad de las bolsas de suelo urbanizable previstas en el documento de aprobación inicial, como demandaban estos colectivos, aunque sí se mostró abierto a reestudiar algún área puntual si se demuestra que la densidad de vivienda planteada puede hacer inviable su desarrollo, como afirman constructores y profesionales.
Las previsiones de suelo urbanizable y el tratamiento de la edificación ilegal en el nuevo PGOU centraron ayer la primera de las reuniones sectoriales convocadas por el consistorio para debatir con estos colectivos los asuntos más contestados de la revisión, que ha recibido 748 alegaciones.

Propuesta
José Antonio Virto, presidente del Colegio de Arquitectos, explicó que la incorporación de las zonas de vivienda ilegal a áreas urbanizables de mayor amplitud “permitiría una ordenación más clara” y facilitaría la urbanización correcta de estos suelos. “No se puede contemplar sólo lo que está edificado, sino que ha de definirse un espacio más amplio. Por ejemplo, en la carretera de Castralvo, pretendemos que se engloben en una única mancha todas las zonas de SUNC que se han definido en el PGOU y el suelo urbanizable ya previsto anteriormente”, dijo.
Esta propuesta elevaría la capacidad de vivienda prevista en el nuevo plan, por lo que habría que recortar suelo urbanizable de otras zonas, como en los barrios rurales, de más “difícil desarrollo”, según Virto, bajo el polígono La Paz o incluso en Los Planos, donde podría reducirse el terreno de uso residencial ampliando el reservado a uso deportivos o terciarios.
Miguel Ferrer recalcó que la ley permite abordar las zonas de edificación irregular tanto desde el suelo urbano no consolidado como considerándolas urbanizables. “Vamos a estudiar la propuesta y si ofrece más ventajas, no habrá inconveniente en tomarla en consideración”, dijo.
Sobre posibles recortes de SUZ en otras zonas, apuntó que antes de pronunciarse, habría que conocer el incremento de viviendas que generaría un nuevo tratamiento de las áreas de edificación ilegal, porque “si no supone un porcentaje grande, se podría absorber sin reducir otras bolsas”.
En cuanto a la edificabilidad de los suelos urbanizables, Virto explicó que en la reunión se planteó la necesidad de incrementarla hasta “casi duplicarla”, aumentando el aprovechamiento para hacer rentable su desarrollo. “No se trata de ampliar el rendimiento para el propietario, sino también de satisfacer rendimientos en otros sectores y abordar sistemas generales u obtener zonas verdes”, aseguró.

E. R. / Teruel

Los comentarios están cerrados.