Categorías

Los ganadores del concurso de ideas del Cofiero reclaman 30.000 euros

Piden a Ibercaja honorarios por su anteproyecto, que se descartó en 2009

El equipo de arquitectos que ganó el concurso de ideas convocado por Ayuntamiento de Teruel y Gobierno de Aragón en 2007 para diseñar un gran centro cultural en el solar municipal del Cofiero han reclamado por escrito a Ibercaja el pago de unos 30.000 euros por los cambios que realizaron en su anteproyecto para adecuarlo a las necesidades del centro cultural de la entidad financiera. El edificio propuesto, sin embargo, fue después descartado por falta de financiación e Ibercaja, con el respaldo municipal, optó por un proyecto encargado a otro arquitecto que redujo de 30.000 a 2.800 metros cuadrados la superficie construida prevista inicialmente, al eliminar el auditorio, el aparcamiento y otros equipamientos públicos.
Los ganadores del concurso de ideas -la UTE formada por Barceló-Balanzó Arquitectes SL, Plasencia-Buendía-Arraut Asociados SL y Tirwal Técnica SL- confirmaron, a preguntas de este diario, que han solicitado por escrito a la Obra Social y Cultural de Ibercaja el abono del 20% de los honorarios que les corresponderían por el anteproyecto, al considerar que completaron ese porcentaje del trabajo.
Aunque admitieron que no llegaron a firmar contrato alguno, señalaron que en 2008 mantuvieron reuniones en la sede de Ibercaja con responsables de la Obra Social, en las que participó también el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), en las que recibieron el encargo verbal de la entidad financiera de adaptar su anteproyecto a los requerimientos de su nuevo centro cultural.
Durante varias semanas, trabajaron en esa tarea y en la reducción de superficie y coste del edificio, con el objetivo de garantizar su viabilidad. Fruto de esta revisión, se pasó de los 30.000 metros cuadrados y 35 millones de inversión previstos inicialmente a 17.500 metros cuadrados y 18 millones. Además de los equipamientos públicos, incluía aparcamiento y locales comerciales cuya venta podría haber contribuido a costear la obra.

Cambio de orientación
En los primeros meses de 2009, tuvieron conocimiento de que la Gerencia municipal de Urbanismo había paralizado la tramitación de la modificación de planeamiento necesaria para llevar a cabo su proyecto, ya que Ibercaja había presentado una alternativa, encargada a otro arquitecto para construir únicamente su centro cultural en el solar. Los ganadores del concurso de ideas aseguraron sentirse “engañados” por esta actuación y “frustrados” por que su proyecto quede sin realizar y se sustituya por otro que, a su juicio, no resolverá adecuadamente la regeneración urbanística del solar, ni la necesidad de un auditorio y otros equipamientos públicos en el Ensanche.
Además, señalaron que el centro cultural de Ibercaja ocupará menos de 600 metros cuadrados de un solar que tiene más de 8.000 y que a su juicio quedará hipotecado.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.