Categorías

El parón inmobiliario enfría el interés de los constructores por desarrollar el Polígono Sur

Las obras de urbanización de esta zona de 22 hectáreas y capacidad para 847 viviendas se retrasarán ocho meses

El retraso de ocho me­ses previsto en la finalización de la urbanización del Polígono Sur de Teruel, la principal expansión urbana desde los años setenta del siglo XX, no preocupa a los pro­motores propietarios de solares. El actual parón inmobiliario hace que los constructores no mues­tren nerviosismo porque la fina­lización de calles y aceras y la lle­gada de todos los servicios no es­té prevista hasta junio de 2010, en lugar de estar resuelta desde oc­tubre de 2009, de acuerdo con la adjudicación del proyecto urbani­zados Este nuevo barrio se exten­derá por 22 hectáreas con un to­tal de 847 viviendas, además de habilitar suelo para un instituto, usos terciarios y zonas verdes.

La finalización de las obras de urbanización, con un coste de 5,5 millones de euros, ha tenido que prorrogarse como consecuencia de la adversa meteorología. De momento, solo se han certificado trabajos por importe del 40% del presupuesto. Aunque se ha com­pletado el movimiento de tierras y se han construidos los bordillos de las calles, queda todavía mu­cho trabajo por hacer. A pesar de este panorama, las constructoras propietarias del suelo no presio­nan al Ayuntamiento. El concejal Pedro Joaquín Simón, delegado de Vivienda y consejero delegado de la sociedad municipal La Senda del Baladín -encargada de la urba­nización-, reconoce que “la situación del mercado no es la que ha­bía hace solo cuatro años. No hay presión para construir, sino todo lo contrario”.

De las 343 viviendas de protec­ción oficial previstas, el Ayunta­miento ha adjudicado parcelas pa­ra levantar 116. Simón explica que en breve saldrá a concurso la ad­judicación de cuatro parcelas más para 199 viviendas. El concejal au­gura que las promociones de VPO serán las primeras en arrancar, mientras que el desarrollo de la vivienda ubre es todavía una incóg­nita.

El constructor Pedro Rodríguez explica que, de momento, tramita una promoción de 17 viviendas en bloque que podría empezar a le­vantarse antes de acabar 2010. El resto de sus solares se desarrolla­rán “en función de la evolución del mercado y del crecimiento de­mográfico de la ciudad”.

Miguel Villarroya, el último propietario incluido en el Polí­gono Sur en alcanzar un acuer­do para su desarrollo, será el primer vecino del nuevo barrio. Su casa es la única vivienda par­ticular en construcción, un cha­lé de tres plantas que se levanta al borde de la zona en urbaniza­ción. Confía en poder ocuparla el próximo mes de septiembre. Villarroya, que mantuvo una dura pugna legal con el Ayunta­miento en defensa de compen­saciones por la inclusión de su casa -un chalé situado a solo unos cientos de metros de su nueva casa- en el ámbito del Polígono Sur, explica que po­dría haberse ido a vivir a otro lugar, pero prefiere volver por­que le gusta el sitio, que conoce de “toda la vida”.

El único edificio en construc­ción -además de una casa particu­lar- es el instituto de Secundaria Segundo de Chomón, cuya aper­tura está prevista para el próximo mes de septiembre. El concejal de Vivienda explica que la “prioridad” ahora es acabar el entorno de este centro educativo.

Además, tiene una hija pequeña que podrá ir al instituto con solo cruzar una calle. A Miguel Villarroya no le preocupa el “escaso interés” de los constructores por ocupar los solares. A su juicio, el barrio será un lugar “estupendo” para vivir por su baja densidad, la cercanía de servicios educati­vos y sanitarios y la acertada solución adoptada para combi­nar bloques de pisos y unifamiliares.

LUIS RAJADEL

Los comentarios están cerrados.