Categorías

Las cocheras juveniles tendrán que reunir condiciones adecuadas

El Ayuntamiento de Teruel prepara una regulación de las cocheras o locales que utili­zan grupos de jóvenes como lugar de reunión, con el obje­tivo de garantizar que reúnen las adecuadas condiciones sa­nitarias, de seguridad y de emisión de ruido. De este modo, el consistorio velaría tanto por la seguridad de los usuarios de estas peñas, como por la tranquilidad de los ve­cinos de los edificios en que se ubican.

La regulación de las peñas se contemplará en un capítulo específico de la Ordenanza de Convivencia que elabora el consistorio, y que se en­cuentra en fase de debate en el seno del Consejo de Parti­cipación Ciudadana, y en él articulado de la Ordenanza Municipal de Ruidos y Vibra­ciones, que incorporará nue­vos artículos referidos a este tipo de locales.

Para consensuar la pro­puesta definitiva, el equipo de gobierno PAR-PSOE en­tregó el pasado miércoles a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana un informe técnico de la Geren­cia de Urbanismo que analiza la normativa aplicable a las cocheras.

El informe descarta su po­sible sometimiento a licencia de apertura o de actividad clasificada, al estar estos permisos reservados a estableci­mientos industriales, comer­ciales, mercantiles o de pres­tación de servicios. Los loca­les juveniles no responden a ninguna de estas categorías, sino que se trata de lugares de reunión privados.

La propuesta de la Geren­cia propone una fórmula al­ternativa de control de las co­cheras, amparada en la Ley de Espectáculos Públicos de Aragón. Esta norma señala que las actividades de carác­ter privado, no abiertas a la pública concurrencia, deben “desarrollarse en locales que reúnan las condiciones de se­guridad y de tipo técnico” exigidas en dicha ley.

Seguridad

En concreto, se refiere a con­diciones de seguridad para los usuarios; solidez de es­tructuras; garantías de las ins­talaciones eléctricas; preven­ción y protección de incen­dios, facilitando la accesibili­dad de los medios de auxilio externos; salubridad, higiene y acústica, con “la necesaria insonorización para evitar molestias a terceros”; protec­ción del medio ambiente; ac­cesibilidad para personas dis­capacitadas; o existencia de un plan de autoprotección y emergencias.

La propuesta entregada al Consejo de Participación Ciudadana plantea que el Ayuntamiento exija “una comunicación previa” a los par­ticulares que pretendan usar cocheras como lugares de reunión. Para ello, tendrían que presentar un certificado expedido por un técnico com­petente que, “bajo su respon­sabilidad”, acreditara que las instalaciones reúnen las con­diciones sanitarias y de segu­ridad adecuadas.

Además de este control “preventivo” a través de la Ordenanza de Convivencia, la Unidad de Personal y Servicios Generales está trami­tando una modificación de la Ordenanza sobre Ruidos y Vibraciones. El texto previsto incorpora un nuevo capítulo para regular las actividades privadas de carácter domésti­co de los particulares, no so­metidas a licencia. .

En la propuesta se indica que cuando se utilice un bajo de un edificio, un garaje par­ticular u otro local similar para actividades privadas como reuniones de amigos, ensayos musicales o celebraciones, se aplicarán “los límites que exigen la convivencia ciuda­dana y el respeto a los de­más”, r

Además, estarán sujetas a los niveles máximos de emi­sión sonora interior y exte­rior, a las condiciones de insonorización y a los paráme­tros de medida previstos en esa ordenanza.

El texto añade que la Poli­cía Local será la encargada de velar por el contenido de estos artículos, desarrollando para ello labores de inspec­ción y control.

En la Ordenanza de Rui­dos se añadiría, además, una nueva infracción “muy gra­ve” para sancionar el incumplimiento de las disposicio­nes relativas a estas activida­des privadas no sometidas a licencia municipal.

La regulación de los loca­les juveniles en la Ordenanza de Convivencia se abordará en la próxima reunión del Consejo de Participación Ciudadana. Aunque aún no tiene fecha concreta, la concejala de Participación Ciudadana, Carmen Alonso (PAR), señaló que su inten­ción es convocarla para me­diados de abril.

La edil indicó que el obje­tivo de esta regulación no es otro que “garantizar que los locales de reunión de jóvenes reúnen unos requisitos míni­mos de seguridad”.

Diario de Teruel

Los comentarios están cerrados.