Categorías

DGA y DPT seguirán colaborando para atraer nuevos pobladores

Prorrogado el convenio para rehabilitar viviendas de titularidad municipal

El Gobierno de Aragón y la Diputación de Teruel continuarán colaborando en 2010 para propiciar la llegada de nuevos pobladores a la provincia, mediante la concesión de subvenciones a ayuntamientos para la rehabilitación de viviendas de titularidad municipal destinadas a alojar a jóvenes autóctonos emancipados, inmigrantes o personas procedentes de otros puntos de España.
Con este objetivo, el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente (PSOE), y el presidente de la DPT, el socialista Antonio Arrufat, firmaron ayer la prórroga de un convenio suscrito entre ambas instituciones en julio de 2008, destinado a incentivar la acogida de nuevos pobladores para incrementar el número de residentes en pequeños municipios.
En los dos primeros años de vigencia -2008 y 2009-, se recibieron 68 solicitudes de municipios, de las cuales 55 ya han sido aprobadas y otras 10 se encuentran en tramitación. El importe total de las obras de rehabilitación asciende a 495.280 euros.
En este ejercicio, se han recibido ya unas 20 solicitudes, según indicó el presidente de la Diputación. El acuerdo firmado ayer prevé que la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón reserve para este programa en 2010 un cupo de 40 viviendas a rehabilitar, dentro del Plan Aragonés de Vivienda 2009-2012. Por su parte, la Diputación de Teruel aportará 200.000 euros en este ejercicio.
Antonio Arrufat valoró de forma positiva la prórroga del convenio, ya que “para luchar contra la despoblación, es muy importante contar con viviendas” destinadas a los nuevos habitantes.
El programa se dirige a poblaciones de menos de mil habitantes, que podrán recibir un máximo de 23.500 euros por vivienda a rehabilitar, Contempla una escala de ayudas, con mayor porcentaje de subvención para los de menor población, según detalló el titular de la DPT.

Iniciativa turolense
Alfonso Vicente resaltó que el convenio “es una excelente idea” que surgió de la Diputación de Teruel y que “no se aplica en otras partes del territorio” aragonés, por lo que es un programa “peculiar” de esta provincia.
El consejero señaló que esta iniciativa “ha permitido, en primer lugar, rehabilitar viviendas en pueblos pequeños y, en segundo lugar, fijar población”. Destacó además que el convenio no requiere “grandes cantidades” de dinero, pero aun así “se cubren todas las solicitudes”.
Además de mejorar la imagen de los cascos urbanos de estos municipios mediante la rehabilitación de viviendas, el asentamiento de nuevos pobladores conlleva beneficios añadidos, como el mantenimiento de escuelas abiertas o la prestación de servicios en los pueblos, ya que buena parte de estas personas gestionan el bar, la tienda o el multiservicio rural.
Antonio Arrufat aseguró que todas las viviendas rehabilitadas gracias a esta línea de colaboración han sido ocupadas por personas que trabajan en los municipios, ya que para cobrar la subvención, se exige presentar documentación que acredite el empadronamiento y un contrato de trabajo.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.