Categorías

Ordenación del Territorio considera “válido” el PGOU pero pide cambios

Reclama que se justifique el número de nuevas viviendas y el suelo terciario y que se revisen las densidades de edificación

Los organismos públicos emiten dictámenes favorables, pero la mayoría plantean algunas prescripciones

La Dirección General de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón considera “valido” el documento de aprobación inicial de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del Ayuntamiento de Teruel, aunque propone una serie de prescripciones a incorporar en la redacción final. Entre otras cuestiones, considera necesaria una mejor justificación del número de nuevas viviendas previstas (más de 11.000) en relación con la población de la ciudad y la dimensión de los suelos de uso terciario, plantea que se revisen las densidades de edificación y cuestiona la creación de dos bolsas de suelo urbanizable en la carretera de San Blas.
También considera excesivo el porcentaje de vivienda unifamiliar y echa en falta propuestas para reincorporar la vivienda vacía al mercado.
Todos los organismos públicos a los que el consistorio solicitó informe tras la aprobación inicial del PGOU habían respondido ya al consistorio a principios de marzo, salvo la Dirección General de Patrimonio Cultural -que en diciembre suspendió su dictamen al considerar incompleto el documento- , la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y Aviación Civil.
En todos los casos los informes son favorables, aunque la mayoría de ellos plantean prescripciones en el ámbito de sus competencias.
La única excepción es el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), cuyo dictamen es desfavorable por considerar inadecuado el tratamiento de los terrenos por los que discurre el ferrocarril, que según este organismo deben ser contemplados como sistema general ferroviario.
El concejal de Urbanismo, Luis Muñoz (PAR), señaló que todas las sugerencias de las instituciones “serán estudiadas, junto con las alegaciones que se presentaron en el periodo de información pública y las propuestas de la mesa de trabajo con colegios profesionales y vecinos” para mejorar el Plan General de cara a su próxima fase, la aprobación provisional.

Prescripciones
El informe sectorial de mayor trascendencia y amplitud es sin duda el de Ordenación del Territorio, ya que la aprobación definitiva de la revisión del PGOU compete al Gobierno de Aragón.
Esta dirección general -adscrita al Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior- “considera válidos los documentos enviados” por el Ayuntamiento, según el resumen que de los informes solicitados a instituciones y organismos públicos ha realizado el gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Teruel, José Ramón Anadón.
Ordenación del Territorio cuestiona diversos aspectos del documento de aprobación inicial y afirma, por ejemplo, que no está adecuadamente justificada la elección de la alternativa de desarrollo que plantea para la ciudad.
Con respecto a la previsión de nuevas viviendas, señala que la planificación no se extrae de ningún estudio y se propone un 43% de vivienda de protección oficial en el suelo urbanizable. También echa en falta un estudio adecuado sobre población que justifique las necesidades de vivienda y considera “incompatible” con la capacidad de la ciudad el porcentaje de unifamiliares. Por ello, propone disminuir la vivienda aislada prevista en las urbanizaciones a legalizar.

Densidad entre 20 y 75
En cuanto a la densidad de edificación, reclama que se revise, tras considerar adecuada la horquilla de entre 20 y 75 viviendas por hectárea. En los suelos urbanizables, el documento inicial del PGOU plantea densidades de entre 7 y 60 viviendas por hectárea.
En cuanto a los suelos de uso terciario, con la mayor bolsa propuesta al norte de la autovía, en la zona de Los Baños, este departamento plantea que se revise la dimensión de los mismos y su continuidad.
Además, pone en duda la conveniencia de habilitar dos bolsas de suelo urbanizable en la carretera de San Blas -con capacidad para 261 y 34 viviendas, respectivamente- y estima que puede aparecer “incompatibilidad” con los cercanos suelos industriales del polígono industrial La Paz.
Ordenación del Territorio reclama, además, que el PGOU recoja en detalle los servicios urbanísticos básicos de los suelos a desarrollar, la ubicación de la estación del AVE y de suelos para transporte público, una ordenación de los asentamientos ganaderos y estudios completos sobre dotaciones y movilidad, entre otras prescripciones.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.