Categorías

El Estado pagará alquiler a la DGA por utilizar el Banco de España

Javier Fernández insiste en que el traspaso no modificará los usos previstos

La Administración estatal pagará un alquiler al Gobierno de Aragón por las dependencia que ocupa en la antigua sede del Banco de España una vez que el edificio sea traspasado a la Comunidad Autónoma como parte del acuerdo alcanzado para saldar la denominada deuda tributaria.
Así lo indicó ayer el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, quien no precisó el precio que el Ejecutivo autonómico cobrará en concepto de arrendamiento, a pesar de que el consejero de Economía, Alberto Larraz, cifró en 300.000 euros el alquiler anual el pasado martes.
Fernández visitó el recién restaurado inmueble, cuya tercera planta alberga desde el pasado lunes la Oficina Única de Extranjería -que centralizará a los funcionarios de Trabajo y de la Comisaría evitando desplazamientos a los usuarios- y la Unidad de Violencia contra la Mujer.
El delegado del Gobierno aseguró que el traspaso del edificio a la Comunidad Autónoma no afectará a su uso actual, tal como se contempla en el decreto de cambio de titularidad. Según recordó, el Gobierno de España firmó en 2007 un convenio con el Ejecutivo autonómico, el Ayuntamiento de la capital, la Diputación Provincial y la Comarca Comunidad de Teruel “para compartir los usos del edificio” y que cada una de las Administraciones pudiera instalar las dependencias que precisara.
“El Gobierno de España ha instalado lo que tenía previsto, el Gobierno de Aragón ya ha hecho algún anuncio -en referencia a la posibilidad de que la segunda planta sea sede del Centro de Estudios de Física del Cosmos- y el Ayuntamiento no sé si ha decidido algo”, dijo Fernández.
Además de las dependencias administrativas, el inmueble cuenta con instalaciones de uso ciudadano: una sala de exposiciones en la antigua cámara acorazada del semisótano, una sala de recepciones y multiusos en el antiguo patio de operaciones de la primera planta, y un salón de actos con más de 80 butacas en el cuarto piso, que además alberga un corredor expositivo. Estos espacios podrán ser utilizados por las distintas Administraciones.
Por ahora, el Gobierno de España ha asumido el coste total de mantenimiento del inmueble, pero en el futuro los gastos se compartirán entre todas las instituciones que usen las dependencias.
Fernández consideró un “verdadero orgullo” que Teruel haya recuperado un edificio “tan importante” como el Banco de España, a cuya rehabilitación los Gobiernos central y autonómico han destinado 4 millones de euros del Fondo de Inversiones para Teruel. El inmueble, añadió, estará “al servicio de todos, porque ese fue el objetivo del Gobierno cuando se decidió rehabilitarlo”.
La subdelegada del Gobierno en Teruel, María Victoria Álvarez, destacó que las obras se han hecho “prácticamente en un año” y su terminación sólo está pendiente de algún ajuste final. “Tenemos un edificio que es de todos, queremos que sea un asunto sin conflicto y así va a ser”, apuntó.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.