Categorías

“Tenemos que creer en Aragón”

El vicepresidente aragonés reclama a los turolenses un “mayor fervor en la defensa de la Autonomía”

Biel asegura que los proyectos que están transformando Teruel están siendo impulsados por la DGA

La capital turolense abre las celebraciones institucionales del Día de Aragón en la Comunidad

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, pidió ayer en Teruel una “mayor defensa” de la Autonomía, porque sin ella no se estarían desarrollando proyectos como los que están transformando la economía y sociedad turolense. Biel presidió el acto institucional del Día de Aragón en la capital turolense, donde se iniciaron este año las celebraciones del 23 de abril en la Comunidad Autónoma, que hoy se trasladarán a Huesca.
En el acto institucional celebrado en la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, el vicepresidente estuvo acompañado por los consejeros Javier Velasco (Presidencia), Rogelio Silva (Política Territorial) y Arturo Aliaga (Industria).
Mayor apoyo a la Autonomía y creer en nosotros mismos fueron los dos ejes sobre los que Biel articuló su discurso, en el que lanzó un mensaje positivo tras hacer una valoración satisfactoria de una etapa que calificó de “fructífera”, y recordó que el nuevo Estatuto que entró en vigor hace tres años está abriendo nuevas puertas que favorecen el desarrollo del territorio aragonés.
Tras recordar lo importante que ha sido el desarrollo autonómico en Aragón, e incidir en el pasado histórico de más de mil años que tiene el territorio aragonés, el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo incidió en las “potencialidades” del actual Estatuto, “que tenemos que desarrollar entre todos y la consolidación definitiva de ese pasado histórico de Aragón a ese futuro espléndido que en buena parte se deberá al trabajo de los aragoneses”.
Biel aseguró que con el Estatuto se han abierto “tres puertas importantes” que ahora se tienen que “traspasar entre todos”. Sobre la solución al contencioso del agua, dijo que es una prioridad absoluta en Aragón “con la posibilidad de que se pueda gestionar la reserva hídrica de 6.550 hectómetros cúbicos”.
Incidió además en la posibilidad de negociar con la Administración central inversiones de cara al futuro “buscando incluso fórmulas de convenio para poder ejecutar obras de interés general del Estado”, así como el “reto de poder utilizar en su día los remanentes” de aquellas partidas que no terminan de ejecutarse anualmente “para que de alguna forma pueda volverse a utilizar en Aragón”. También se refirió a la posibilidad de mejora del modelo económico financiero, si bien sobre este aspecto reconoció que era “más difícil”.
Una vez abiertas esas puertas, el vicepresidente abogó por traspasarlas. “Hay que creer en Aragón y hay que creer en la Autonomía, y lo digo especialmente en Teruel”, aseguró para argumentar seguidamente que muchas de las actuaciones hechas en la provincia “hubieran sido imposibles sin la Autonomía”.
Se refirió en este sentido a Motorland, Dinópolis, las estaciones de esquí, el aeropuerto y Platea, proyectos de desarrollo que no hubieran llegado de no ser por el autogobierno. “Ese mensaje hay que transmitirlo a los aragoneses”, incidió Biel, quien pidió a los representantes institucionales que asistieron al acto su ayuda para transmitirlo a los ciudadanos.

Llegar a acuerdos
“En un momento donde el escenario político nacional tiene las complicaciones que tiene”, el vicepresidente afirmó que en la Comunidad Autónoma hay que “cerrar filas” y “ponernos de acuerdo” para impulsar el desarrollo autonómico, desde el Gobierno o en la oposición.
Biel insistió en que en Aragón “hay que lanzar mensajes en positivo” porque la etapa que terminará en el plazo de un año “ha sido fructífera para el Gobierno y sobre todo para los aragoneses, porque hemos podido hacer cosas entre todos”. Añadió que cuanto termine esta etapa “terminará y empezará lo que los aragoneses decidan que empiece”.
Por último, Biel pidió a los aragoneses la elaboración “entre todos de un proyecto para esta tierra”, y advirtió que “no es posible el Aragón del futuro sin un proyecto común que creo que las instituciones aragonesas tenemos que intentar cumplir”.
Como en anteriores ocasiones, el vicepresidente incidió en que “en Aragón hay que moler gordo” por su poca población para hacerse notar. “Aragón tiene que ocupar su espacio en España, tiene que ocupar su espacio político en el concierto nacional, hay que procurar que Aragón crezca en España, que tengamos más peso y eso lo podemos conseguir”, apuntó.

F.J.M. / Teruel

Los comentarios están cerrados.