Categorías

Un informe desvela el deterioro general de la iglesia de San Miguel

Las obras básicas para estabilizar el templo precisan 468.000 euros de inversión

Un informe elaborado por técnicos del Ayuntamiento de Teruel ha puesto de manifiesto el deterioro generalizado de la iglesia de San Miguel, con grietas y fisuras en bóvedas y muros, desplomes en pilares, humedades y goteras en cubiertas, forjados hundidos y abombamientos en los suelos. Además, se han observado bóvedas y galerías bajo los edificios, que “podrían afectar directamente a la estabilidad del inmueble”.
El informe, redactado el pasado verano, cifra en 468.000 euros las obras básicas necesarias para la consolidación estructural de la iglesia y del edificio anexo, sin entrar a valorar la restauración más amplia que haría falta para poner en uso los inmuebles.
El templo fue adquirido en 2002 por el Ayuntamiento de Teruel, que actualmente negocia una cesión de uso a favor de la Asociación Rumano-española San Nichifor El Confesor para utilizarlo como iglesia ortodoxa y centro espiritual e intercultural. El pleno municipal acordó ayer, por unanimidad, delegar en la Junta de Gobierno Local la competencia para aprobar la cesión.
La portavoz del PP, Emma Buj, sacó a relucir el informe técnico que pone de manifiesto el mal estado en que se encuentra el inmueble y acusó al equipo de gobierno PAR-PSOE de “dejación” en su mantenimiento. La edil dijo que el consistorio “no ha sabido utilizar” el edificio y “podría parecer apetecible que lo use otra entidad, pero siempre que resulte viable” teniendo en cuenta la importante inversión que habrá que hacer para que el templo reúna condiciones adecuadas.
Tras recordar que la asociación a la que se cederá la iglesia tiene 294 socios, Buj reclamó que el Ayuntamiento encargue un proyecto de consolidación estructural, así como una memoria valorada sobre el coste aproximado de su posterior restauración.
El alcalde, Miguel Ferrer (PAR), dijo que el consistorio no hará el proyecto, del que tendrán que encargarse “quienes vayan a usarlo”.
Además, negó que haya habido dejación, ya que “en dos ocasiones se colocaron testigos para hacer seguimiento y hay poca diferencia entre el estado actual y el que tenía cuando se compró”, en la etapa en que el PP gobernaba el municipio.
El portavoz de CHA, Paco Martín, planteó dos condiciones para la cesión del templo: “Que no suponga ningún gasto al Ayuntamiento y que haya un trato equitativo para otras confesiones religiosas que soliciten espacios”.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.