Categorías

Urban SA adjudica a Acciona las obras del ascensor de San Julián

La constructora rebaja de diez a siete meses el plazo de ejecución

La sociedad municipal Urban Teruel SA adjudicó ayer la construcción del ascensor de San Julián a la empresa Acciona Infraestructuras SA, por un importe de 1.196.107 euros (IVA excluido) y un plazo de ejecución de siete meses. La oferta supone una reducción de tres meses en el periodo de obras previsto y una rebaja económica del 7,5%, ya que el contrato se licitó por 1.293.089 euros (IVA excluido).
Al concurso se presentaron cinco empresas. La más económica -realizada por Assignia y con un importe de 1.029.000 euros- fue descartada por incurrir en baja temeraria, es decir, por ser desproporcionadamente baja, conforme a lo establecido en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas y en el pliego de cláusulas administrativas que rigió la licitación.
En una nota de prensa, el vicepresidente segundo de Urban Teruel SA, Luis Muñoz (PAR), explicó que las obras comenzarán “en pocas semanas”, por lo que “a principios de 2011 el barrio de San Julián contará con una infraestructura demandada durante años” para mejorar la comunicación con el Centro Histórico.

Financiación de DGA
El coste íntegro de la construcción del elevador será financiado por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón. Para ello, el titular de esta consejería, Rogelio Silva (PAR) firmó el pasado 30 de marzo un convenio con el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), por el cual el Ejecutivo autonómico aportará 1,2 millones este año y 300.000 euros en 2011.
El ascensor de ubicará en el espacio libre situado en la confluencia de las calles Rosario y Jardinera, donde ahora existe una escalera de acceso a la ladera y un transformador eléctrico que será trasladado al subsuelo.
Esta ubicación se corresponde en vertical con la plaza de acceso a la estación de autobuses, en la ronda Ambeles.
Para salvar los aproximadamente 40 metros de desnivel existente, el proyecto Atalaya, que en julio de 2009 fue proclamado ganador del concurso de ideas convocado para diseñar el ascensor, plantea la construcción de una torre que alojará dos ascensores y una escalera. El elevador quedará conectado con la plaza de acceso a la estación de autobuses a través de una pasarela horizontal acristalada, que en el lado opuesto atravesará el bloque de ascensores para crear un mirador a la vega.
El proyecto, redactado por el arquitecto Joaquín Andrés con la colaboración de Raúl Leymonie, Domingo Sánchez Zuriaga y Jesús Pérez Zuriaga, se completa con la creación de dos plazas, una al nivel de San Julián y otra ante la estación de autobuses. En una altura intermedia, la torre conectará también con la ladera, para enlazar con el paseo existente.
La torre se recubrirá con acero corten perforado. Durante la noche, la luz saldrá por los huecos e iluminará también la pasarela acristalada, ofreciendo una imagen singular en el perfil del Conjunto Histórico.

Satisfacción vecinal
La adjudicación de las obras fue recibida con satisfacción por el presidente de la Asociación de Vecinos de San Julián, Pepe Polo. “Los plazos y compromisos se están cumpliendo con una diligencia que para los vecinos es importante”, admitió.
Polo señaló que esta celeridad “genera confianza en la labor del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento, porque al principio la gente no se fiaba de que por fin se fuera a hacer el ascensor”.
Según recordó, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1985, aún vigente, preveía la construcción de cinco ascensores para facilitar la movilidad en una ciudad caracterizada por fuertes desniveles entre los distintos barrios. Dos de ellos se ubicaban en San Julián.
En 2007, cuando asumió la presidencia de la entidad vecinal, Polo reactivó esta reivindicación, prioritaria para el barrio, con una publicación en la revista La Rambla y una “inauguración virtual” durante las fiestas. “En enero de 2008 José Ángel Biel se comprometió a financiar la obra. Después de que Patrimonio rechazara un primer anteproyecto, buscamos entre todas las partes posibles ubicaciones. El año pasado se hizo el concurso de ideas, se redactó el proyecto y ahora se adjudica la obra”, resumió.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.