Categorías

El PP pone en duda que se liciten el Museo y la torre de la Catedral

Navarro afirma que no hay financiación suficiente

Miguel Navarro, diputado del PP por Teruel en las Cortes de Aragón, puso ayer en duda que se liciten este año las obras de ampliación del Museo Provincial y la restauración de la torre de la Catedral, ante la escasez de las partidas contempladas para estos proyectos en el presupuesto de la Comunidad Autónoma, que suman 500.000 y 50.000 euros, respectivamente.
El coste de la ampliación del Museo supera los 13 millones de euros, mientras que la rehabilitación de la torre está presupuestada en 1,6 millones de euros. Ambos proyectos fueron aprobados a finales de abril por la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural y el director general de Patrimonio, Jaime Vicente (PSOE), indicó que está previsto licitar las obras dentro del actual ejercicio.
El parlamentario popular señaló que desde el Departamento de Educación, Cultura y Deporte “se hacen continuos anuncios de proyectos que nunca se ejecutan” y consideró “paradójico que en estos momentos de crisis económica se hagan brindis al sol sin respaldo presupuestario suficiente”.
Navarro ve “complicado” que los dos proyectos de Teruel puedan recibir fondos del 1% Cultural del Ministerio de Fomento, solicitados por el Ejecutivo autonómico. Según recordó, para optar a este programa “se exige que las actuaciones vayan destinadas a edificios públicos, algo que sí cumpliría la ampliación del Museo porque el Palacio de Tosos es de la Diputación Provincial, pero no la torre de la Catedral, que es de la Iglesia”.

Debate en las Cortes hoy
El diputado alcañizano realizó estas manifestaciones durante una rueda de prensa en la que anunció que hoy se debatirá en la Comisión de Educación, Cultura y Deporte de las Cortes de Aragón la proposición no de Ley que presentó en febrero el grupo del PP para exigir al Ejecutivo autonómico que garantice la financiación necesaria para ejecutar el Plan Director de la Catedral de Teruel.
Navarro recordó que el plan, que contempla la restauración integral del monumento en distintas fases, se redactó en 1999. En 2006, el Gobierno de Aragón firmó un convenio con el Ministerio de Cultura y el Obispado de Teruel y Albarracín para incluir en el Plan de Catedrales los templos catedralicios de la capital y de Albarracín.
En 2008 se ejecutó la primera actuación del Plan Director, la rehabilitación de las cubiertas central y laterales y del cimborrio. Sin embargo, “quedan pendientes otras actuaciones, en concreto la intervención en el resto de las cubiertas, que tienen humedades y filtraciones, la rehabilitación de las fachadas y la restauración de los bienes muebles, junto con la creación de un espacio museístico interior”, detalló el diputado, quien recalcó que ninguna de estas actuaciones tiene financiación.
Los populares consideran necesario completar la remodelación integral de la catedral, ya que, aunque el interior está “en condiciones óptimas, el exterior desmerece bastante”, según Navarro.

E. R. / Teruel

Los comentarios están cerrados.