Categorías

Zapatero, sinvergüenza



Y no puedo llamarlo de otra manera. Bueno sí, mentiroso. E incompetente. Sobre todo incompetente.
El 12 de mayo de 2010, en el Congreso de los Diputados, Zapatero ha anunciado, entre otras muchas medidas drásticas, que va a bajar el sueldo a los funcionarios un 5%.
El 11 de febrero de 2010 Zapatero anunció que “el Gobierno no tocará el sueldo a los funcionarios”. Mentiroso.
Y ahora ya no se trata de bajar el sueldo a los funcionarios, de congelar las pensiones, de suprimir la ayuda por nacimiento de hijos, o de subir los impuestos. Ahora se trata de saber por qué hemos llegado a esta situación. Y hay una explicación clara y rotunda: porque tenemos como Presidente del Gobierno a un incompetente.
Hace dos años que empezó la crisis económica. Zapatero la negó por activa y por pasiva, insultó a quienes anunciaban esa crisis, y por negarla no tomó ninguna medida.
Si en el momento en el que comenzó la crisis Zp no la hubiera negado, y hubiera tomado medidas económicas para paliar su efecto, hoy no estaríamos dónde estamos, y no sería necesario tomar medidas tan drásticas como las que se han tomado. Pero además de incompetente y de mentiroso, Zp ha demostrado ser un negligente en la gestión de la crisis. Por qué? Porque en vez de aplicar un plan económico basado en la austeridad, se ha dedicado a derrochar nuestro dinero en sandeces y estupideces varias: el Ministerio de Igualdad, que no necesita ninguna explicación adicional, puesto que su incompetencia es de todos conocida.
El Ministerio de Vivienda, inútil, innecesario. Gastos sin conocimiento: 3,5 millones de euros, en la celebración del V Encuentro de Mujeres España-Africa; 44.750 euros en tazas de WC para la Moncloa; 53.000 euros en un estudio para los pies Zambos en el Congo; 50.000 euros, en la creación, dentro del Ministerio de Igualdad, de una especie de CIS llamado Sistema Estatal de Indicadores de Género; condonación a Bolivia de una deuda de 70 millones de euros. Sigo? Mejor no.
Pero no queda ahí la cosa, y podemos seguir con las subvenciones; subvenciones para los sindicatos, esos que están calladitos, calladitos, con 4,7 millones de parados a sus espaldas; subvenciones para los de “la ceja”; subvenciones para estudiar el clítoris, las topografías domésticas en el imaginario femenino, y para idioteces varias; en total, 845.000 euros.; subvenciones para estudios feministas, dentro del Ministerio de Igualdad, 1.445.000 euros.
O sea, que primero niegan la crisis y por tanto, no toman ninguna medida para paliar sus efectos; después derrochan nuestro dinero en unas barbaridades de tamaño mayúsculo; y cuando ya no ven la solución atacan a los funcionarios, bajándoles el sueldo un 5% y a los pensionistas, congelándoles el sueldo. Siempre somos los funcionarios los que pagamos los platos rotos de los despilfarradores, los funcionarios que nos hemos ganado nuestro puesto de trabajo a base de esfuerzo, de sacrificio y de empeño. Podrían recortar el sueldo a todos los cargos públicos y trabajadores puestos a dedo, que no son funcionarios de carrera, y que no hacen ninguna falta. Que sólo están donde están por ser quienes son o amigos de algún alto mandamás. Y que para lo único que sirven es para aumentar la burocracia y para vaciar las arcas públicas.
El Presidente del Gobierno ya no sabe por dónde va, ni creo que lo haya sabido nunca; no tiene ideas, ni las ha tenido nunca; desconoce cómo salir de la situación, se ha equivocado totalmente desde el principio de la crisis, primero por mentir sobre su existencia, después por mentir sobre su alcance y finalmente por mentir cada vez que habla.
Sr. Presidente del Gobierno, por el bien de España, y ante su ya reconocida incompetencia para gobernarnos, dimita, convoque elecciones anticipadas, y déjenos en paz a España y a los españoles.

Ana Marín Pérez. Funcionaria del Ministerio de Justicia en Teruel

Los comentarios están cerrados.