Categorías

LAS MEDIDAS ANTICRISIS DEL GOBIERNO DE ZAPATERO

El cinismo y la injusticia

Es cosa generalmente reconocida que siempre que la economía presenta algún tipo de dificultad, y bajo la excusa de cualquier plan para contener el déficit público (convergencia, estabilidad, ajuste, etc.); los empleados públicos son los primeros perjudicados, y la UGT creía que con este Gobierno y este Presidente esto no pasaría. Pero no, hemos errado, y nos hemos encontrado con una nueva vulneración de los derechos de los empleados públicos evidenciado en un drástico recorte salarial del 5% para el presente año, y una congelación salarial para el venidero.
Y la UGT, que no concibe ni la oportunidad ni la necesidad de este reajuste, no comparte en modo alguno una medida que supone un significativo cambio de escenario en el Dialogo Social en las Administraciones Publicas, tornando la paz social en crispación, en movilizaciones del conjunto de empleados públicos del país, para seguir en convocatorias de huelgas.
Así, incumplir unilateralmente de manera tan grave e inesperada el Acuerdo Gobierno-Sindicatos 2010-2012, supone romper con seis años continuados de acuerdos, progresos y mejoras, volviendo a las recetas de siempre: hacer pagar a quien no tiene culpa de la situación. Efectivamente, todo lo hecho hasta el momento queda totalmente diluido con la adopción de una medida que afecta muy negativamente a las condiciones socioeconómicas y profesionales de más de tres millones y medio de trabajadores y sus familias.
Además, en la UGT consideramos totalmente cínico, en tanto que injusto, que se exija a los empleados públicos un nuevo sacrificio bajo la excusa del “hay que ser responsables y solidarios. No, eso no nos vale, pues dicha responsabilidad ya fue tenida en cuenta cuando suscribimos el Acuerdo antes citado el pasado mes de septiembre, siendo plenamente coherente y consciente de las dificultades económicas del país. Es cínico decir en su discurso (cuando hace cronología de la crisis) comentarios que pueden indignar, como cuando dice que “Son los mismos [los ciudadanos] que nada han tenido que ver con el origen, el desarrollo y las fases de la crisis. Son, por el contrario, los que han sufrido sus consecuencias. Y son, ahora, los que mayoritariamente deben contribuir a los esfuerzos necesarios para corregir los efectos de la crisis”.
En fin, la confianza se ha roto. No puede ser de otra manera. En UGT creíamos, y seguimos creyendo, que todavía existen las ideologías, pero a partir de hoy con una excepción: cuando se habla de economía y de déficit no. Así es, cuando se habla de estas cuestiones las actuaciones de nuestros gobernantes, sean del signo que sean, son Ias mismas: “hacer caja con los empleados públicos” y los ciudadanos más desfavorecidos.
En el paquete tampoco hay mención alguna a vías alternativas para la obtención de ingresos, se renuncia a políticas impositivas más justas y eficaces que luchen contra la evasión y el fraude fiscal y que obliguen a que los más ricos y, sobre todo quienes han ocasionado la crisis, aporten también su esfuerzo. El paquete de medidas no garantiza el flujo de financiación que se cortó por la bancarrota bancaria, de recaudar más impuestos sobre los beneficios extraordinarios que están obteniendo los especuladores y las grandes corporaciones y entidades financieras, y del que Zapatero no dice nada. Estas decisiones en realidad van a hundir mucho más a la economía española y a empeorar las condiciones de miles de ciudadanos y ciudadanas.
En definitiva, la UGT combatiremos una rebaja injusta y contraproducente para con los empleados públicos y los Servicios Públicos que prestan, que se viene a sumar a las ya tradicionales (congelaciones, tasas de reposición, externalizaciones…..), ante todo esto no podemos permanecer en silencio hay que exigir de una vez que la crisis la paguen quienes la han provocado y que se cierre para siempre el casino financiero. Por eso en estos momentos es necesaria la convergencia más amplia posible de cara a las manifestaciones y huelgas, de sindicatos, partidos, organizaciones y personas que no quieran seguir siendo avasallados. No hay otra solución.

AURELIO PALOMARES *

* Secretario General FSP-UGT Teruel

Los comentarios están cerrados.