Categorías

El Ayuntamiento estudia la fusión de las sociedades públicas


Saldrá adelante si no supone la pérdida de subvenciones para el consistorio

El equipo de gobierno plantea un ahorro energético del 15 por ciento

El PP habla de “mala gestión” y CHA de reordenar los servicios municipales

Los servicios municipales estudian la fusión de las sociedades públicas Urban Teruel,

La Senda del Valadín, la oficina técnica del ARI y Reviter como una de las principales medidas para hacer frente a los recortes propuestos por el Gobierno Central. Así se lo trasladó ayer el alcalde de la ciudad, Miguel Ferrer, a los portavoces de los grupos municipales en la junta. La fusión se llevará a cabo si se comprueba que se ahorra dinero y que no supone pérdida de subvenciones.
La reorganización de la Gerencia de Urbanismo, la decisión de no cubrir vacantes excepto en casos necesarios y de no sacar la oferta pública de plazas son otras medidas tomadas, además de la aplicación de la reducción salarial para los empleados públicos establecida en el Real Decreto, según indicó Ferrer tras la Junta de Portavoces.
El alcalde subrayó además la reducción del 15% de la factura energética y la puesta en funcionamiento de una central de compras.
Por otra parte, incidió en que no se van a reducir las ayudas al tejido productivo por lo que no se suprimirán las subvenciones a la creación de empleo en el polígono La Paz, que se extenderán además a Platea. El alcalde también hizo hincapié en que Educación y Servicios Sociales no sufrirán recortes y se mantendrán las aportaciones a los convenios tanto con el Gobierno de Aragón como con la Comarca.
Sobre el endeudamiento, apuntó que este año que se puede se financiará con créditos las obras que hay en el presupuesto de este año.
Ferrer estimó que este año podrían ahorrarse como mínimo 150.000 euros aunque quiso ser cauteloso con las medidas a tomar porque “todavía no sabemos el importe al que asciende el recorte que tiene que asumir el Ayuntamiento”.
La primer teniente alcalde, la socialista Lucía Gómez, reconoció que la situación es “complicada”, porque hay que tomar una medidas “que son necesarias pero dolorosas para el ciudadano”. Hizo un llamamiento a la responsabilidad y recordó que en el presupuesto de 2010 ya se ha hecho un importante esfuerzo por parte de las concejalías con una reducción del gasto del 10%.
Gómez habló de “adelgazamiento de la estructura organizativa”, con la posible fusión de las sociedades públicas. En cuanto a la gerencia reconoció que actualmente no se autofinancia, por lo que se va tratar de ahorrar en costes y en personal. De momento las tres vacantes existentes no se han cubierto.
Gómez incidió, por otra parte, en que se mantendrá el apoyo este año al “tejido social de la ciudad” que depende de las subvenciones del Ayuntamiento.
También apuntó que los proyectos del Plan E siguen adelante así como los compromisos del Gobierno de Aragón con proyectos como el centro de ocio de la plaza Domingo Gascón o el ascensor de San Julián.
También mantienen sus responsabilidades sociales con las colonias infantiles, las becas a comedores o la escuela infantil en Villaspesa.

Paradigma
La portavoz del PP, Emma Buj, valoró tras la Junta de Portavoces, las medidas propuestas por el equipo de gobierno PAR-PSOE y aseguró que el Ayuntamiento de Teruel es el “paradigma de como no gestiona el PSOE” logrando que el consistorio sea “el segundo más endeudado por habitante”.
“El equipo de gobierno ha reconocido su más rotundo fracaso”, afirmó porque ahora “va a deshacer lo que ha hecho en estas dos legislaturas”. Recordó que cuando el PP dejó el Ayuntamiento sólo había una sociedad pública, que era el Urban, y había únicamente una deuda de 15 millones de euros. “En cuatro años pasaron a 46 millones de deuda y porque la ley no permite más”, dijo.
Buj apostó por volver al modelo de gestión que había cuando gobernaba el PP.
Por su parte, el portavoz de CHA, Pepe Navarro, explicó la posición de su partido político: “Reorganizar los servicios municipales, estudiar las competencias que realmente le corresponden al Ayuntamiento e intentar gastar menos pero ofreciendo mejor servicio al ciudadano”.
Para Martín todas las medidas propuestas por el Ayuntamiento son sólo “una declaración de intenciones”, porque todavía hay que hacer un estudio jurídico y económico en relación sobre todo a la fusión de las sociedades públicas.
Apuntó que hay otras medidas que están condicionadas por el decreto ley publicado por el Gobierno o por las líneas que marca la FEMP (la Federación Española de Municipios y Provincias).

P. F. / Teruel

Los comentarios están cerrados.