Categorías

Las tres sedes de la escuela infantil municipal funcionarán en septiembre

Abierto el plazo de matrícula, que incluye el nuevo centro de Villaspesa

La escuela infantil municipal de Teruel funcionará al completo a partir del próximo mes de septiembre, cuando a los centros del Arrabal y San Blas, ya en funcionamiento, se sume la apertura de la sede construida en Villaspesa. Entre los tres suman 101 plazas para niños de entre 4 meses y 3 años, de las que 75 están libres para nuevos alumnos y el resto serán ocupadas por pequeños que ya han estado matriculados este curso.
El plazo para presentar solicitudes se inicia hoy y estará abierto hasta el próximo 30 de junio, según explicaron ayer en rueda de prensa la concejala de Educación, Conchita Catalán (PSOE), y la directora de la escuela infantil municipal, Lorena González. Habrá dos modelos de solicitud: uno para los niños que renuevan matrícula y otro para los nuevos ingresos.
La edil detalló que, del total de plazas vacantes, 47 corresponden a la sede del Arrabal, donde renovarán matrícula 13 niños. En San Blas se ofertan 8 plazas y hay 12 niños ya matriculados, mientras que en Villaspesa existen 20 plazas disponibles.

Puertas abiertas
En esta última sede, construida con financiación del Fondo Estatal de Inversión Local para el Empleo de 2009, se celebrará este mes una jornada de puertas abiertas “para que los padres conozcan las instalaciones y su funcionamiento”, anunció la concejala.
Catalán recordó que en 2007 abrió sus puertas la sede San Blas con una unidad , que en 2009 se amplió a otra ante la demanda existente. Las dos primeras aulas del centro del Arrabal también entraron en servicio en 2009 y el próximo curso se abrirán otras dos si se cubren todas las plazas. En cuanto a la sede de Villaspesa, podrá alcanzar las dos unidades si hay suficientes niños.
La construcción de los tres centros ha supuesto una inversión de 720.000 euros, a los que se añaden 72.000 euros de equipamiento.
La directora de la escuela infantil municipal recordó que el proyecto educativo se renueva cada curso en función de los grupos que se forman y que los objetivos fundamentales son “fomentar la autonomía personal y los hábitos de la vida cotidiana de los niños”, siempre en estrecha colaboración de las familias.
La metodología presta especial atención al “afecto y la confianza entre niños y profesores”, según indicó Lorena González, quien recordó que la escuela cuenta con el equipo de atención temprana del Gobierno de Aragón para niños con necesidades especiales.

Cuotas
La matrícula tendrá un coste de 50 euros por curso, con una cuota mensual de 120 euros, que se reduce a 80 en el caso de niños que cuenten con un hermano en el centro. La cuota para familias numerosas es de 90 euros al mes para el primer hijo matriculado y de 70 euros para el segundo y sucesivos.
La escuela está abierta de 7.30 a 19.30 horas y sólo cierra en agosto. Los niños pueden comer en el centro, pero las familias han de llevar los alimentos. “Hacer un menú único en niños de 0 a 3 años es difícil, porque cada uno lleva su ritmo a la hora de incorporar nuevos alimentos a su dieta”, comentó Lorena González.
En cuanto al personal, además de la directora de la escuela, tres técnicos superiores de Educación Infantil atienden a los niños en la sede de San Blas y otros tres en la del Arrabal. En función de las matrículas que se formalicen, se podrá alcanzar el máximo de doce técnicos superiores que se preveían cuando los tres centros funcionarán al completo.
Para contratar a los trabajadores se recurre a una bolsa de trabajo que configuró el consistorio a través de una convocatoria pública con pruebas selectivas.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.