Categorías

LA POLÉMICA SOBRE LA RONDA DE BARRIOS DE TERUEL

Las Cortes piden que la Bilateral resuelva la financiación de la obra

Todos los grupos apoyan una proposición del PP ampliada por PAR y PSOE que considera “urgente” abonar la deuda

El texto también insta a firmar lo antes posible un convenio para conectar la vía con la A-23 y dar acceso al nuevo hospital

EVA RON / Teruel
El pleno de las Cortes de Aragón acordó ayer por unanimidad solicitar al Gobierno de Aragón que en la próxima reunión de la Comisión Bilateral Aragón-Estado se aborde la financiación de la deuda pendiente por la construcción de la vía perimetral de barrios de Teruel en el tramo actualmente en servicio, cifrada en 5 millones de euros, o bien se resuelva a través de la medida que el Ejecutivo “considere más oportuna”, en cualquier caso con una solución ”urgente”.
Las Cortes instan además al Gobierno autónomo a “firmar de la forma más inmediata posible” el convenio entre el Ayuntamiento de Teruel, el Ministerio de Fomento y el propio Ejecutivo aragonés para y acometer las obras de construcción del segundo tramo de esta vía, que la conectará con la autovía A-23 y resolverá el acceso al futuro hospital de El Planizar.
El acuerdo final es resultado de una transacción que negociaron los grupos políticos a raíz de una proposición no de ley presentada por el PP, que inicialmente sólo contemplaba el apartado relativo a la prolongación de la ronda de barrios hasta la autovía.
Después de que el pasado lunes se conociera que el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) no contempla en 2010 partida alguna para solventar la deuda con la constructora Acciona, los grupos del PSOE y el PAR presentaron una enmienda de adición, aceptada por los populares, para que el texto incluyera también un llamamiento al Ejecutivo para buscar soluciones a un asunto que agrava la ya muy mala situación financiera del Ayuntamiento de Teruel.
Durante el debate, el diputado del PP por Teruel, Miguel Ángel Lafuente, recordó que su grupo ya presentó en marzo una iniciativa para instar al Ejecutivo a consignar en el Fite una partida para los pagos pendientes de la vía perimetral y “esta semana se ha sabido que no hay nada”. El parlamentario repasó los avatares que ha sufrido esta obra, que se adjudicó por 8,6 millones de euros en 2006 y, tras sucesivos incrementos, alcanza ahora un gasto de casi 16,5 millones, de los que 5 no se han abonado y han generado un interés de demora que Acciona cifra en 1 millón de euros. “Se ha incrementado un 100% el coste de la obra, pero además falta terminar la acera y hay un talud que continuamente sufre desprendimientos”, dijo.

Incumplimientos
En cuanto a la conexión con la A-23, recordó que el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán (PSOE), “se comprometió” ya en la pasada legislatura a ejecutar la obra con rapidez, pero “cinco años después, no se ha dado ni un paso, no se ha movido ni un solo papel.
El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, actuó como portavoz del PAR y recordó que el Ayuntamiento decidió incluir la vía perimetral en el plan Urban cuando el PP estaba al frente del consistorio, a pesar de que “es una circunvalación que en ninguna ciudad pagan los ayuntamientos”. Junto a los fondos europeos de la iniciativa Urban y la parte aportada por el consistorio -4,8 millones aportados al 50%-, la obra contó con partidas en distintas anualidades del Fite por importe de 9,1 millones.
Ferrer detalló los distintos incrementos presupuestarios de una obra que “nació viciada” y de la que él sólo ha “decidido los marrones”, en referencia al derrumbamiento de la ladera del cementerio que dejó sin agua a la ciudad pocos días después de su llegada a la Alcaldía, a los desprendimientos de un talud excesivamente vertical como consecuencia de la insuficiencia del suelo expropiado tras la decisión de ampliar la calzada de dos a cuatro carriles, o a las facturas pendientes.
El alcalde de Teruel insistió en que la ciudad no debe asumir en solitario una obra de circunvalación. “Si en otros sitios las hace Fomento, en Teruel también, si acaso en convenio con el Gobierno de Aragón”, dijo.
En la misma línea, el diputado de CHA Bizén Fuster expresó que “Teruel no debe ser excepción” y que la “aportación fundamental” para financiar la perimetral y su enlace con la A-23 debe ser de Fomento. No obstante, y con respecto a los pagos pendientes, se preguntó “qué ha cambiado” para que hasta 2008 el Fite fuera un instrumento adecuado para costear la ronda de barrios y ahora ya no. En cualquier caso, exigió “una respuesta” a este problema de financiación desde Fomento y Gobierno de Aragón, como su grupo reclamó ya en 2004 a través de una proposición no de ley aprobada por unanimidad en las Cortes.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.