Categorías

Los grupos políticos se alían para exigir fondos para la perimetral

Iniciativa conjunta para pedir financiación a los Gobiernos central y autonómico

Los cuatro grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Teruel aprobaron ayer sin fisuras en el pleno una moción conjunta para exigir financiación supramunicipal para pagar los pagos pendientes de la vía perimetral, por importe de 5 millones de euros, y construir el enlace con la A-23, que resolverá el acceso al futuro hospital de El Planizar y requiere unos 7,5 millones de inversión.
El texto es idéntico al aprobado el pasado jueves en las Cortes de Aragón, también de forma unánime. Por un lado, insta al Gobierno de Aragón a abordar la financiación de la deuda con Acciona en la próxima reunión de la Comisión Bilateral Aragón-Estado, o bien a resolverla a través de la medida que el Ejecutivo autonómico considere más oportuna, en todo caso con carácter “urgente”. En segundo lugar, insta a firmar de inmediato un convenio de colaboración entre Ministerio de Fomento, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento para la conexión de la perimetral con la Autovía Mudéjar.
Aunque el PAR ya había presentado una moción tras conocerse que el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) de 2010 no incluía financiación para abonar la deuda de la perimetral, ayer optó por retirarla para sustituirla por una moción conjunta de contenido más amplio.
El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), insistió en que Fomento o el Gobierno de Aragón tienen que resolver la financiación de “una infraestructura que de ninguna manera tiene que pagar el Ayuntamiento”, ya que se trata de una vía de circunvalación que en ninguna ciudad costean los municipios.

Desconfianza
Durante el debate, la portavoz del PP, Emma Buj, recalcó que el acuerdo adoptado tiene su base en una proposición no de ley que presentó en las Cortes de Aragón su grupo, que aceptó una enmienda de adición de PSOE y PAR. “Gracias a que el PP había hecho los deberes, se adopta un acuerdo que nos dará fuerza para conseguir esa financiación”, dijo.
La edil advirtió, no obstante, de que en la Comisión Bilateral representa a Aragón “una de las personas que ha dejado la vía perimetral fuera del Fite”, en referencia al vicepresidente aragonés, José Ángel Biel (PAR). “Espero que quienes nos han dejado en la estacada una vez no vuelvan a hacerlo”, dijo.
El portavoz del PSOE, Pedro Joaquín Simón, destacó que “la voluntad de todos los grupos por resolver el problema de financiación es evidente”, tras la “decepción” de que la partida no se incluyera en el Fondo de Inversiones. Mostró su confianza en que se consigan los fondos necesarios a través de la Comisión Bilateral o bien a través de remanentes de ejercicios anteriores, porque “es una situación bastante crítica” para el Ayuntamiento.
Luis Muñoz, portavoz del PAR, consideró positivo que se haya encontrado “una vía de solución” que constituye “un paso importantísimo”, toda vez que “las Cortes de Aragón y el Ayuntamiento dejan claro que la perimetral tiene que ser financiada por el Estado o el Gobierno aragonés”.
El portavoz de CHA, Paco Martín, consideró “grave” la exclusión de la obra del Fite cuando existía “compromiso político” de incorporar 3 millones. “Ahora buscamos una segunda oportunidad, a través de la Bilateral y esperemos que funcione, aunque la experiencia dice que esa comisión no da demasiados resultados”.

El PAR propicia la aprobación de un acuerdo contra el decreto de ajustes

Los aragonesistas se abstienen y sólo el PSOE rechaza la propuesta de CHA

La abstención del PAR propició ayer la aprobación de una proposición de CHA por la cual el pleno del Ayuntamiento de Teruel muestra su rechazo a las medidas de recorte del gasto público decididas por el Gobierno central, por considerarla antisociales y contrarias a los derechos de los trabajadores. Sólo el PSOE, socio de gobierno de los aragonesistas, votó en contra del texto, ya que el PP apoyó la moción después de que Chunta aceptara retirar un punto que hacía referencia a la Diputación de Teruel.
El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), señaló que su grupo no considera adecuadas las medidas concretas aprobadas por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, que llegan con dos años de retraso y además son “insuficientes”. No obstante, opinó que los ajustes son necesarios “en un momento de crisis” y por eso su grupo se abstuvo.
El portavoz de CHA, Paco Martín, explicó en el pleno que las medidas contempladas en el Real Decreto-Ley, que incluyen la reducción de salarios a los funcionarios, la congelación de pensiones, la supresión del cheque-bebé o la prohibición a las corporaciones locales de contraer préstamos a largo plazo para inversiones en 2011, “priman la reducción del déficit público frente al desempleo”. Con estas medidas -dijo-, el PSOE se muestra como “un partido de izquierdas travestido con ropas de derechas”.
En lugar de estos ajustes “que perjudican a los más débiles”. el Ejecutivo debería aplicar otros, como una reforma fiscal donde “la tributación sea proporcional a los ingresos”, el control del fraude fiscal y el recorte de gastos no productivos de la Administración, como el militar, según Martín.
El texto inicial planteaba además instar a la Diputación de Teruel a financiar al 100% las obras incluidas en los planes provinciales en 2011, cuando los ayuntamientos tendrán prohibido contratar préstamos. CHA, sin embargo, aceptó retirar este punto a petición del PP, que en un principio iba a abstenerse y, tras esta modificación, optó por votar a favor.

La portavoz popular, Emma Buj, -también diputada provincial- explicó que aunque su grupo defiende el máximo apoyo para los municipios, el debate que planteaba CHA debería trasladarse a la DPT para ver “como afectaría a su presupuesto”.
Sobre los ajustes aprobados por el Gobierno central, la edil recordó que Rodríguez Zapatero “negó la crisis, luego hubo una ministra que veía brotes verdes, no sé si porque se los fumaba o porque los tenía en la terraza de su casa, y al final, en unas horas, tuvo que tomar unas medidas improvisadas porque se las impuso la UE”.
Buj añadió que “el mayor problema de la economía española se llama Zapatero y PSOE. Los mercados internacionales no confían en España por este gobierno errático que toma medidas improvisadas que afectan a los más débiles”.
El portavoz del PSOE, Pedro Joaquín Simón, le respondió que “la confianza de los mercados no la da sólo el partido que gobierna, sino el conjunto” y apuntó que al PP “le importa un bledo la dignidad de España” porque “su único interés es electoral”.
Simón recalcó que “las medidas de ajuste son dolorosas, pero necesarias para la estabilidad del euro y de la economía” en una coyuntura de crisis financiera internacional y todos los países europeos han tenido que adoptarlas. Además, los ajustes planteados “no afectan a los pilares del Estado del Bienestar”, como sanidad, educación o cobertura del desempleo.

EVA RON / Teruel

Los comentarios están cerrados.