Categorías

Ferrer garantiza a los vecinos que las inversiones no sufrirán un parón

Sólo la piscina de San León se verá afectada al demorarse más en el tiempo

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer (PAR), garantizó ayer a la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando de Teruel que las inversiones en marcha y proyectadas en la ciudad no sufrirán un parón ni serán eliminadas. La única actuación que se dilatará en el tiempo más de lo previsto será la nueva piscina de San León, pero el resto seguirán su curso normal a pesar de la crisis económica.
Ferrer se comprometió así en la reunión que mantuvo ayer con los representantes del movimiento vecinal turolense, que le habían pedido un encuentro ante la preocupación que existía por el posible parón o abandono de algunas obras de la ciudad por la actual coyuntura.
El alcalde aseguró que estas inversiones están contempladas dentro de las previsiones de la institución y “muchas ya cuentan con financiación”. Actualmente el Ayuntamiento tiene en marcha o proyectadas en la ciudad obras por valor entre 16 y 18 millones de euros, según recordó Ferrer.
A este respecto, indicó que el equipo de gobierno ya se anticipó a la coyuntura económica en los presupuestos municipales, y dio por hecho que todas las obras previstas seguirán su curso como se había planificado con excepción de la piscina de San León, que se demorará más en el tiempo porque el convenio de financiación con la Comunidad Autónoma llega hasta el año 2013.
En la reunión con los vecinos también se abordaron otras cuestiones como la vía perimetral y el conservatorio, sobre el que aseguró que la próxima semana se podría adjudicar ya la redacción del proyecto.

Medidas de ajuste
En relación a las medidas de ajuste presupuestario fijadas por el Gobierno central y que deberán aplicarse en la Administración local, dijo que estaba pendiente de las indicaciones que dé la Federación Española de Municipios y Provincias para ver si hay que aplicarlo sin más o hace alguna “matización”.
El presidente de la Federación de Barrios, Isidoro Esteban, aseguró que los vecinos son conscientes de la situación económica que se vive y entenderían algunos ajustes, por lo que pidió “prioridad” a las obras más urgentes.
No obstante, Esteban se mostró satisfecho con el compromiso expresado por el alcalde de “continuar con todas las obras”, si bien recordó que el tema de las expropiaciones podría afectar a los viales de Capuchinos y la cuesta de los gitanos. “Conociendo lo ocurrido con la vía perimetral, somos escépticos y ponemos en tela de juicio los tiempos”, precisó.
Pese a ello, reconoció que habían salido de la reunión con una “impresión positiva” porque “a pesar de la que está cayendo, el Ayuntamiento tiene intención de sacar adelante todos los proyectos que estaban previstos”.

F.J.M. / Teruel

Los comentarios están cerrados.