Categorías

Los locales juveniles tendrán que cumplir medidas de seguridad

Entregado el borrador a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana

El Ayuntamiento de Teruel ha elaborado el borrador del título octavo de la ordenanza de Convivencia Ciudadana relativa a los inmuebles privados ocupados con fines de ocio. Esta ordenanza, en fase de redacción, regula otros asuntos como el botellón, la convivencia entre animales y personas o el respeto al mobiliario público entre otros temas.
El consistorio ya ha enviado el documento a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana que se reunirá el próximo 30 de junio para estudiar el asunto. Este órgano está formado por todos los grupos políticos del ayuntamiento y representantes de las diferentes asociaciones de la ciudad, también participa FAPAR.
El texto inicial regula las medidas de seguridad, documentación necesaria para su apertura, regulación de horarios y sanciones en caso de incumplimiento de la ordenanza.
El concejal de Seguridad Ciudadana, Luis Muñoz (PAR), explicó ayer que el objetivo de esta regulación es doble: “Por un lado garantizará la seguridad de los participantes ya que muchos de estos locales carecen de cualquier medida de seguridad, y por otro garantizará el derecho al descanso de los vecinos”.
El borrador entregado regula “los actos, reuniones o celebraciones privadas de carácter familiar o social” y se pone como ejemplo reuniones de amigos, ensayos musicales o celebraciones festivas “que no estén abiertas a pública concurrencia, que se desarrollen habitualmente en inmuebles privados y sean susceptibles de producir molestias y perturbar el sosiego y descanso de los vecinos” .

Seguridad
Según el borrador enviado, los inmuebles deberán tener las debidas condiciones de seguridad, salubridad e higiene. En este sentido, se refiere a cuestiones como seguridad para los asistentes, garantía en las instalaciones eléctricas, ventilación, prevención y protección de incendios o que la acústica esté dentro de los límites que exigen la convivencia ciudadana y el respeto a los demás.
El organizador de estos actos deberá comunicar al Ayuntamiento bajo su responsabilidad que el local cumple los requisitos establecidos en la ordenanza. Deberá entregar los datos identificativos de la persona responsable y en el caso de menores se deberá adjuntar una declaración firmada por padres o responsables manifestando que tienen conocimiento de la actividad que se va a desarrollar. En caso de arrendamiento, será necesario la autorización escrita del propietario del local.

REDACCIÓN / Teruel

Los comentarios están cerrados.