Categorías

La nómina de los funcionarios se recorta por ley una media del 5%

La Cámara aragonesa cumple el real decreto del Ejecutivo central

Las Cortes de Aragón dieron ayer luz verde a la ley de modificación de los presupuestos de 2010, por la que se aprueba una bajada del sueldo de los funcionarios y empleados públicos en una media del 5 por ciento, que se hará efectiva en la próxima nómina de julio.
La Cámara aragonesa votó, claramente dividida, este proyecto de ley, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno el 7 de junio en cumplimiento del real decreto ley del Ejecutivo central para contener el déficit público, ya que sólo fue apoyado por el PSOE y, a regañadientes, por su socio de Gobierno, el PAR, mientras que PP, CHA e IU votaron en contra.
En nombre del Gobierno, el consejero de Presidencia, Javier Velasco, defendió el proyecto de ley, que se tramitó por la vía de urgencia y en lectura única, es decir, sin ofrecer la posibilidad a la oposición de presentar enmiendas, lo que fue criticado duramente por los portavoces de la oposición, quienes censuraron la falta de voluntad de diálogo del Ejecutivo autonómico.
Velasco reconoció que con este ajuste en el sueldo de los empleados públicos (altos cargos, personal directivo, funcionario, laboral, eventual y estatutario, personal de cuerpos nacionales al servicio de la Administración de Justicia y de las empresas públicas de la Comunidad) se pide un “esfuerzo” y un “sacrificio”, pero necesario para contener el déficit y sentar las bases de un futuro crecimiento, en un contexto de crisis global y generalizada.
La bajada de sueldos, que generará un ahorro aproximado de 158 millones de euros desde el 1 de junio de 2010 hasta diciembre de 2011, es según Velasco, “universal” (incluidos los profesores de la enseñanza concertada) y “progresiva”, pero no afectará a los empleados públicos cuyas retribuciones sean inferiores a 1,5 veces el salario mínimo interprofesional.
El Gobierno de Aragón, no obstante, sigue apostando por mantener el “espíritu de diálogo” y de “negociación colectiva” y por promulgar la Ley del Empleo Público que perfile una administración moderna y acorde con el momento actual.

EFE / Zaragoza

Los comentarios están cerrados.