Categorías

Un tercer fondo de compensación atenderá los déficits de población

La financiación autonómica asume las variables de territorio y envejecimientoEl nuevo modelo de financia­ción autonómica asumirá los parámetros de extensión te­rritorial, dispersión y enveje­cimiento, y contemplará ade­más un nuevo fondo de com­pensación que atenderá los déficits de crecimiento poblacional. El Estado podrá garantizar así el cumplimien­to del Estatuto de Aragón, que fija que esos parámetros deben ser tenidos en cuenta en la financiación autonómi­ca, según expresó ayer el presidente del Gobierno cen­tral, José Luis Rodríguez Za­patero, al presidente arago­nés, Marcelino Iglesias, en la reunión que ambos mantu­vieron en La Moncloa.

Este compromiso supone, según Iglesias, que Aragón cuenta con la garantía del presidente Zapatero de que en el nuevo sistema de finan­ciación autonómica se incre­mentará el peso de los tres criterios que Aragón exige que se tengan en cuenta: la extensión territorial y la dis­persión y el envejecimiento de la población.

Además. Aragón podrá acogerse al nuevo tercer fon­do de compensación que el Gobierno de España propone crear para impulsar el creci­miento demográfico y que también beneficiará a Casti­lla y León, Extremadura y Asturias.

Así lo afirmó Iglesias tras el encuentro de más de dos horas con Rodríguez Zapate­ro en la Moncloa, segunda reunión con un presidente autonómico de las cuatro que el jefe del Ejecutivo celebró ayer.

Iglesias insistió en que la iniciativa le parece un buen “punto de partida” para llegar a un “buen acuerdo de finan­ciación”, aunque también re­conoció que el análisis defini­tivo dependerá del dinero con el que finalmente vayan a contar las Comunidades. “Queremos ver las cifras, co­mo todo el mundo”, dijo.

Texto positivo

El presidente aragonés asegu­ró que como documento mar­co que es, el texto es positivo porque “incrementa los fon­dos” de financiación con que contarán las Comunidades Autónomas y porque más del 90 por ciento de esa financia­ción no dependerá de recur­sos procedentes del Estado, sino de la autonomía fiscal de cada autonomía, un capítulo que para el dirigente arago­nés es importante. “Más auto­nomía fiscal y, por tanto, más claridad al hacer nuestro pre­supuesto”, subrayó.

También defendió Iglesias que no se verá perjudicada la solidaridad interterritorial porque habrá más dinero por el “núcleo básico”, educa­ción, sanidad y servicios so­ciales. “Estoy seguro de que no se cerrará ningún sistema que no garantice la solidari­dad”, argumentó.

Las cifras finales del nue­vo sistema, explicó Iglesias, dependerán del porcentaje en que se valore cada uno de los parámetros que van a tenerse en cuenta en el nuevo siste­ma. Según le explicó ayer Zapatero, la intención del Gobierno es atender los que planteen las comunidades.

“El presidente quiere un sistema de financiación muy pegado al terreno, que con­temple las especificidades de cada comunidad”, afirmó. “El debate que nos queda es ponderar cada una de esas variables, que no es poco”, agregó.

Es por eso que entre los criterios que se atenderán fi­gurarán los tres que recoge el Estatuto de Autonomía de Aragón: la extensión territo­rial, la dispersión de la po­blación y el envejecimiento, con los que la Comunidad quiere que se matice el crite­rio general de población al calcular la financiación de cada autonomía.

Según explicó Iglesias, la educación, la salud o la mo­vilidad en comunidades co­mo la aragonesa son más ca­ras debido a. esos tres facto­res. “El presidente me ha ga­rantizado que estos paráme­tros serán incrementados”., aseguró.

El presidente aragonés trató también con Zapatero sobre la deuda tributaria que Aragón reclama al Estado, una compensación por la merma en los ingresos tribu­tarios debida a una rebaja de impuestos por parte del Go­bierno central en la etapa de José María Aznar, recordó Iglesias. “Es compleja, pero creo que hay una solución”, se limitó a explicar.

Crecimiento por debajo

El tercer fondo de compensación que prevé el nuevo modelo de financiación autonómica tendrá en cuenta a aquellas comunidades que han tenido crecimientos de población por debajo de la media o que han decrecido. Dentro de esos supuestos figura Aragón, por lo que se beneficiará de estos fondos al igual que otras comuni­dades lo harán de los de competitividad y cooperación. En el caso del fondo de compensación por el crecimien­to poblacional, Aragón se ve afectada porque entre 1999 y 2006 su crecimiento ha sido de algo más del 7%, cuando la media española fue del 11%. Eso supone que la Comunidad aragonesa estará dentro de ese fondo cu­ya cuantificación y distribución se desconoce todavía a la espera de que fije los criterios el Consejo de Política Fiscal y Financiera. ,

(AGENCIAS/ Madrid)

Los comentarios están cerrados.