Categorías

Zapatero se compromete a buscar un trazado alternativo para la A-40

Iglesias y Barreda plantean al presidente la importancia de la infraestructuraEl presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapate­ro, se comprometió ayer a buscar un trazado alternativo que permita construir la auto­vía A-40 entre Cuenca y Te­ruel sorteando los problemas medioambientales del reco­rrido inicialmente planteado, cuya declaración de impacto ambiental (DÍA) resultó ne­gativa. Zapatero pedirá ahora a las ministras de Fomento y Medio Ambiente, Magdalena Álvarez y Elena Espinosa respectivamente, que estu­dien trazados alternativos pa­ra esta infraestructura por considerarla fundamental, al­go en lo que ya están traba­jando desde hace un mes las tres comunidades autónomas por las que atraviesa: Ara­gón, Castilla-La Mancha y Valencia.

El compromiso fue adqui­rido ayer por Zapatero des­pués de que se lo planteara el presidente del Ejecutivo ara­gonés, Marcelino Iglesias, en la reunión que ambos mantu­vieron por la mañana en La Moncloa para hablar de fi­nanciación autonómica. Por la tarde, el presidente de Cas­tilla-La Mancha, José María Barreda, también transmitió esta petición a Zapatero des­pués de que ambos mandata­rios autonómicos decidiesen plantear esta demanda de for­ma coordinada y que además respalda también la Comuni­dad Valenciana.

“El presidente se ha com­prometido a buscar una alter­nativa”, dijo Iglesias durante la rueda de prensa que ofre­ció después de su reunión con Zapatero, en la que explicó que se está buscando ya un trazado alternativo desde las tres comunidades autónomas por las que cruza la autovía. Aunque no desveló el recorri­do que se va a proponer, rei­teró en que el mismo busca rodear aquellos puntos con mayor afección medioam­biental que han hecho que la DÍA haya resultado negativa.

“Estoy satisfecho de la contestación del presidente”, añadió Iglesias, quien se mostró convencido de que “las dos ciudades estarán co­nectadas por autovía”.

Es la primera vez que Za­patero se pronuncia a favor de buscar trazados- alternati­vos para la A-40 tras cono­cerse la declaración de im­pacto ambiental negativa en el mes de noviembre. Cuan­do se dio a conocer la DÍA, el Ministerio de Fomento, a través del secretario de Esta­do de Planificación, Víctor Morían, se apresuró a anun­ciar que no se construiría esta infraestructura y que como alternativa se haría una mejo­ra de la actual carretera con terceros carriles y nuevos tra­zados en algunos puntos.

Hasta ahora, la ministra de Fomento no se había pronun­ciado al respecto y había sido la de Medio Ambiente, Elena Espinosa, la que lo había he­cho en las Cortes Generales dejando claro que con una declaración de impacto am­biental negativa la infraes­tructura no se iba a construir.

Mantenerla en el PEIT

Tras el compromiso adquiri­do ayer por Zapatero, la A-40 entre Teruel y Cuenca se mantendrá dentro del Plan Estratégico de Infraestructu­ras y Transporte (PEIT), se­gún manifestó al presidente aragonés, al que anunció que encargará a las ministras de

Fomento y Medio Ambiente que en aquellos tramos por los que no puede pasar la au­tovía por sus afecciones am­bientales, se estudien otros alternativos para que la in­fraestructura se mantenga dentro de la planificación del Estado.

En la reunión. Iglesias in­sistió en la importancia que la A-40 tiene para Aragón así como para el conjunte del país, según manifestaron fuentes del Ejecutivo arago­nés. Zapatero estaría de acuerdo con este plantea­miento, pero resolviendo los problemas de trazado que su­pone el recorrido inicialmen­te planteado, básicamente en Las Hoces del Cabriel y el Rincón de Ademuz, aspecto sobre el que trabajan ya las consejerías de las comunida­des autónomas.

Pendientes del encuentro con los ministerios

El próximo paso en las gestiones que iniciaron las comunidades autónomas de Aragón, Castilla-La Mancha y Valencia hace un mes para conseguir que el Gobierno central diera marcha atrás en su inten­ción de no construir la au­tovía A-40 Teruel-Cuenca por su impacto ambiental negativo, será la reunión a cinco bandas que manten­drán próximamente estos gobiernos autonómicos con los ministerios de Fo­mento y Medio Ambiente.

La fecha del encuentro, prevista para la primera quincena de este mes, po­dría concretarse esta mis­ma semana y de ella debe­ría salir ya una propuesta de trazado alternativo, cu­yo recorrido se ha sugeri­do aunque no se ha desve­lado todavía oficialmente.

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, volvió a insistir ayer en que este o trazado dará un rodeo para sortear las zonas más afectadas medioambientalmente en Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana.

En concreto se trata de Las Hoces del Cabriel y el Rincón de Ademuz, lo que supondría desviar la infra­estructura hacia el este, ya que en caso de hacerlo ha­cia el oeste surgirían nue­vos problemas medioam­bientales. De hecho, el trazado que están estu­diando los tres gobiernos autonómicos acerca el tra­zado de la A-40 a Lande-te, para después subir ha­cia Teruel siguiendo el trayecto que menores afecciones tenía.

Este desvío supondría incrementar en 7 kilóme­tros el trazado de la auto­vía, que pasaría así de 150 a 157 kilómetros. “Tendrá que tener unos kilómetros más, porque tenemos que respetar nuestras leyes ambientales”, dijo ayer Iglesias.

Fijar nuevos recorridos para la autovía

Tras el posicionamiento que hizo ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodrí­guez Zapatero, en el en­cuentro que mantuvo en La Moncloa con el presidente aragonés, Marcelino Igle­sias, la búsqueda de traza­dos alternativos que sorteen aquellos tramos más afecta­dos medioambientalmente se perfila como la solución

para que la construcción de la autovía A-40 entre Teruel y Cuenca pueda llevarse a cabo.

Es lo que ha venido ma­nifestándose en las últimas semanas desde las tres co­munidades autónomas afec­tadas por esta infraestructu­ra, aunque desde el Ejecuti­vo central no había habido un pronunciamiento que esclareciese cuál era su postu­ra. Sustituir los tramos con más afección medioambien­tal por otros nuevos supon­drá hacer una nueva decla­ración de impacto ambien­tal, con los plazos de tiem­po que sean necesarios para este trámite, lo que supon­drá una dilación que depen­derá de la celeridad con que se realice.

La presidenta del PP en Aragón, Luisa Fernanda Rudi, propuso ayer modifi­car el estudio de impacto ambiental de tal manera que incluya elementos correcto­res, según declaraciones re­cogidas por Aragón Press. Esto permitiría agilizar el proyecto, “en vez de espe­rar a realizar un nuevo in­forme”, señaló Rudi.

(F.J.M./Teruel)

Los comentarios están cerrados.