El PP exige aclarar si los informes técnicos del PGOU son precectivos

Cree que la aprobación inicial podría ser “nula de pleno derecho” si no se concluyen

La fecha

El alcalde Miguel Ferrer convocó ayer para el lunes el pleno extraor­dinario para aprobar inicialmente el PGOU.

El grupo municipal del PP so­licitó ayer por escrito al alcal­de- de Teruel, Miguel Ferrer, que la Secretaría General del consistorio elabore un dicta­men que determine si el infor­me técnico de los arquitectos municipales y el informe jurí­dico de la Unidad de Planea­miento y Gestión son precep­tivos para la aprobación ini­cial de la revisión del Plan Ge­neral de Ordenación Urbana (PGOU), prevista para el pró­ximo lunes.

El concejal del PP José Luis Fortea opinó ayer, tras estudiar la legislación vigente, que en contra de lo manifesta­do en días previos por respon­sables del equipo de gobierno,-estos informes son precepti­vos y, en caso de que PAR y PSOE aprobaran inicialmente el PGOU sin que estén com­pletados, el acuerdo podría ser “nulo de pleno derecho”.

En el expediente figura un escrito de los arquitectos, que indican que, por falta de tiem­po para revisar al completo la documentación del PGOU, no disponen “del informe técnico correspondiente” y advierten de que en la parte que han po­dido estudiar han advertido errores materiales e incumpli­mientos de la legislación urba­nística vigente.

También consta un escrito de la jurista de Planeamiento, que señala que ante el “inexis­tente” informe técnico, no puede proponer “un pronun­ciamiento ni a favor ni en con­tra” de la aprobación inicial.

En su escrito, el PP solicita que el secretario general emita un informe previo de adecua­ción a la legalidad que aclare si los citados dictámenes téc­nicos son preceptivos y si los informes parciales emitidos por estos funcionarios munici­pales pueden considerarse vá­lidos para adoptar el acuerdo municipal sobre el PGOU.

El PP pide también que se determine si los informes téc­nicos son obligatorios de acuerdo con las cláusulas del contrato suscrito con Idom SA, la consultora encargada de la revisión del planeamien­to. Por último, solicita que el informe de Secretaría General indique las consecuencias ju­rídicas que tendría, en su caso, la ausencia de esos documen­tos técnicos.

Dudas de CHA

Con la petición de informe, el PP se suma a las dudas que ya manifestó CHA el pasado miércoles, cuando PAR y PSOE dieron luz verde al do­cumento de aprobación inicial del PGOU en la comisión de Urbanismo, con el voto en ‘ contra de la oposición.

Ayer, el concejal de CHA José Navarro insistió en que “la duda” de su grupo es si los informes técnico y jurídico “son preceptivos o no”. En cualquier caso, apuntó que “sin informes concluyentes”, los concejales estarán “inde­fensos” a la hora de votar por­que no sabrán “si el documen­to se ajusta o no a la ley”.

El concejal de Urbanismo, Luis Muñoz (PAR), señaló que el secretario general estu­diará las cuestiones que plan­tea el PP. Recalcó que en el expediente hay “al menos cuatro informes”, el de los arquitectos y el de la jurista de Planeamiento -que a su juicio deben considerarse emitidos-, y además el de otra jurista contratada por Idom y el del gerente de Urbanismo. Los dos últimos, según recordó, dicen que el PGOU se ajusta a la legalidad y está en disposi­ción de ser sometido a aproba­ción inicial.

También señaló que el se­cretario general también se ha pronunciado, en referencia a un único folio que se limita a reproducir los párrafos de los escritos de los técnicos que manifiestan que no han podi­do emitir informes completos.

Sobre el carácter precepti­vo o no de los informes técni­co y jurídico, Muñoz señaló que “fuentes fiables” le mani­festaron en días previos que no eran necesarios para la aprobación inicial y que, de hecho, los Planes Generales de Zaragoza y Huesca supera­ron esta fase de tramitación sin contar con esos dictáme­nes. Aun en caso de que fue­ran preceptivos, recordó que los informes “normalmente no son vinculantes, porque el que asume la responsabilidad es el órgano político”. En este sentido, consideró que el de­bate “no debe llevarse al terre­no jurídico, sino mantenerse en el plano político”.

Muñoz insistió en que si el PGOU no se aprueba inicial-mente antes de que el 30 de septiembre entre en vigor la Ley de Urbanismo de Aragón (LÚA) -el motivo por el cual se ha acelerado la tramitación y no se ha dado más tiempo a los técnicos para completar sus informes- la revisión del planeamiento se retrasará no­tablemente, no podrá zanjarse antes de acabar la legislatura y eso perjudicaría a la ciudad.

CHA considera que el plan es “incompleto” y no ordena toda la ciudad

El portavoz de CHA, Paco Martín, opinó ayer que el documento de aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) “no es completo, ni concluyente” y debe ser de­sarrollado de cara a la si­guiente fase, la aprobación provisional.

En una rueda de prensa, Martín y el concejal José Navarro expusieron sus “discrepancias políticas” so­bre el documento avalado por el equipo de gobierno PAR-PSOE.

Aunque se ha reducido el suelo urbanizable con res­pecto al avance de planea­miento, a CHA aún no le “convencen” algunas bolsas que se clasifican como tal, porque generarán nuevos núcleos de población. En cuanto al suelo terciario, Martín se preguntó “si los recortes son o no suficien­tes” y si las zonas que se mantienen responden a “in­tereses previos no conocidos y más o menos espúreos”, ya que no se ha explicado por qué unas áreas del avan­ce se eliminan y otras no.

CHA discrepa también de la abundancia de zonas con “planeamiento remiti­do”, es decir, que no se cla­rifican en el nuevo PGOU porque su ordenación se rea­lizará mediante planes que están en trámite: Teruel Ter­mal en Los Baños, Parque Turia en la vega, el polígono de Celadas y Cofiero. Por contra, a este grupo le “llama la atención” que no se con­temple el proyecto de centro comercial que postula en Pinilla la Asociación de Comer­ciantes del Ensanche y La Fuenfresca.

Martín manifestó también su desacuerdo al tratamiento de las viviendas ilegales. “Es necesaria una solución, pero con dos parámetros: que no suponga un agravio para las viviendas legales colindantes, ni un trato discriminatorio”, dijo.

CHA, por último, apuesta por un parque fluvial en la ve­ga, que a su juicio debería contemplarse en el PGOU, junto con el cambio de ubica­ción de la estación ferroviaria o futura intermodal.

E.VA RON/Teruel